www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FINAL

Croacia. Dalic: "Estaremos orgullosos porque no tenemos presión"

Croacia. Dalic: 'Estaremos orgullosos porque no tenemos presión'
Ampliar
El seleccionador balcánico aseguró que ya han ganado al llegar a esta cita. Por M. Jones

"No voy a poner presión en ellos antes de este partido. Mañana el mundo nos estará mirando y yo solo diré: 'Id y haced vuestro mejor fútbol'", ha declarado el seleccionador de Croacia, Zlatko Dalic, sobre la mentalidad que quiere transmitir a sus jugadores de cara a la final que este domingo les enfrentará con Francia por la Copa del Mundo. En el partido más importantes de cada uno de los futbolistas a los que entrena y de todo el país.

El estratega, capaz de imponer su legitimidad incluso a riesgo de dejar sin efectuvos ofensivos a su equipo -expulsó de la concentración mundialista al delantero del Milan Kalinic, por haberse negado a jugar los minutos de la basura en uno de los partidos de la fase de grupos-, es uno de los principales motores que han conseguido que el talento de la generación liderada por Luka Modric e Ivan Rakitic haya tocado techo de esta forma pionera (tres prórrogas y dos tandas de penaltis).

"Si ganamos el trofeo, nadie va a estar más orgullosos que nosotros. Y si perdemos, felicitaremos a nuestros rivales. Estamos aquí para disfrutar de esta final", profundizó en el rol de secundario que entrega totalmente la responsabilidad del favoritismo a los galos. Desde esa posición tumbaron a la poderosa Inglaterra y golearon a la Argentina de Lionel Messi, asegurándose el primer puesto que les condujo por el lado del cuadro eliminatorio más amable.

"Ganemos o perdamos, mañana pasará algo grande en Croacia. Estamos motivados y confiados en poder ver a 4,5 millones de personas celebrando la victoria", redundó Dalic, quien confirmó que sus jugadores están "preparados para competir con dignidad". Desde luego, su experiencia precedente le otorga un peso y credibilidad notables, ya que tomó las riendas del proyecto en el pasado octubre. Desde entonces, su poder de convicción a mutado en realidad la potencialidad consabida.

En su opinión "el mejor ganará" el trofeo, por lo que ha hecho un llamamiento a todos sus seleccionados para que den lo mejor de sí mismos y, a la vez, breguen con todo. Porque, aunque su mensaje pueda susurralo, el triunfo no es una utopía. Ni mucho menos. A pesar de que en el entrenamiento del viernes Danijel Subasic, Dejan Lovren, Ivan Strinic, Sime Vrsaljko e Ivan Perisic faltaran. Y con este último, protagonista de las semis (jugador del Inter), tampoco haya practicado este sábado.

"A estas alturas no hay nada que entrenar. Más bien, debemos ganar energía", sintetizó un seleccionador que, sin embargo, presumió que todas esas dudas anatómicas que dejó la batalla ante los británicos se resolverán con balance favorable: "Espero que todos estén preparados para jugar, pero si no lo están tenemos otros grandes jugadores en el banquillo". "No me preocupa. No tengo problemas al respecto", espetó un técnico que rebosa satisfacción y seguridad.

"Todos nos respetamos. Creo que todos aprecian mi rol y que soy el que toma la decisión final, pero esta relación de amistad es importante. Yo respeto a los jugadores y ellos me respetan a mí. La relación es franca, sincera, sin dilemas. Me gusta valorar su opinión y tenerla en cuenta. De hecho, no tomo una decisión sin antes haber hablado con los jugadores porque eso nos ha hecho estar juntos y nos ha aportado unidad", aseguró al ser preguntado por su aportación al equipo en nueve meses. "Siento que tengo gente a mi alrededor que me escucha y me respeta y hemos sido una familia las seis últimas semanas. Hemos crecido juntos y esto ha ayudado a tener resultados", zanjó.

Por la sala de prensa pasaría también Luka Modric. El madridista manifestó que "Zlatko Dalic quiere que nos divirtamos y que disfrutemos jugando al fútbol". Y añadió que "él llegó en un momento difícil, cuando la clasificación estaba en duda, pero nos dijo que debíamos confiar en nosotros porque éramos grandes jugadores. Hoy estamos en la final de la Copa del Mundo". Y el candidato al Balón de Oro si sale victorioso de este "partido enorme" ofreció la clave de su libreto: "Tenemos que dejar las emociones a un lado y darlo todo en el campo"