www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PUIGDEMONT ABOFETEA A SÁNCHEZ

lunes 30 de julio de 2018, 13:26h
El expresidente felón Carlos Puigdemont ha abofeteado al presidente Sánchez con inusitado...

El expresidente felón Carlos Puigdemont ha abofeteado al presidente Sánchez con inusitado regocijo, amenazándole con que en unas semanas se terminará “el período de gracia”. Y además se ha permitido aleccionar al líder socialista: “Esperemos que Sánchez aproveche el verano para hacer los deberes”.

¿En qué consisten esos deberes? Desconocemos las promesas y las concesiones que Pablo Iglesias hizo a los secesionistas para que escabecharan a Mariano Rajoy en la moción de censura y encumbraran a Pedro Sánchez en el palacio de la Moncloa. Lo que queda claro es que el expresidente trilero se regodea en sus exigencias y amenazas al flamante presidente del Gobierno y que parece dispuesto para ludibrio de Sánchez a hacer públicos los acuerdos con él establecidos a través del líder podemita.

Abofeteado en pleno rostro, Pedro Sánchez ha ofrecido cristianamente la otra mejilla para que el prófugo de la Justicia continúe mofándose de él. Nunca el Estado había llegado más bajo en el medio siglo de democracia española.

En su desafío a España, Carlos Puigdemont informó a los suyos de que el juez Llarena estaba en el restaurante Can Cou Cou de Palafrugell. Algunos vándalos secesionistas le sometieron a una sesión de vejaciones y humillaciones. Un escrache en toda regla a un magistrado del Supremo que está dando la lección a todos los políticos españoles de cómo hay que administrar la justicia: con rigor jurídico, con independencia y con valentía.

¿Adónde, adónde vamos a llegar? Que un prófugo de la Justicia se enseñoree de España es algo inaudito. Pero más inaudito todavía es que no se produzca reacción por parte de un presidente del Gobierno que parece dispuesto a soportar sumisamente todas las bofetadas, todas las humillaciones.