www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL REY, UN AÑO DESPUÉS

sábado 13 de octubre de 2018, 17:58h
Acertó de lleno Felipe VI al pronunciar hace un año el discurso firme, moderado y prudente que el pueblo...

La insultante reprobación del Rey en el Parlamento catalán ha resaltado en las redes sociales este artículo de Luis María Anson en El Mundo, en el que se sintetiza el excepcional discurso pronunciado por Felipe VI hace un año.

Acertó de lleno Felipe VI al pronunciar hace un año el discurso firme, moderado y prudente que el pueblo español esperaba de la Corona. Su padre Juan Carlos I, en pleno golpe de Estado de 1981, habló como corresponde a un Rey, desbarató la asonada, salvó la democracia y consolidó la Monarquía de todos.

Los españoles cubrieron de banderas los balcones de los pueblos y ciudades de España tras el discurso de Don Felipe ante la situación catalana. “Desde hace ya tiempo -dijo el Rey- determinadas autoridades de Cataluña, de una manera reiterada, han venido incumpliendo la Constitución y su Estatuto de Autonomía”, vulnerando “de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado”.

“Han quebrantado -continuó el Monarca con voz sosegada- los principios democráticos de todo Estado de Derecho y han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando -desgraciadamente- a dividirla. Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada”. Las autoridades catalanas, afirmó Don Felipe “se han situado totalmente al margen del derecho y de la democracia. Han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional que es el derecho de todos los españoles a decidir democráticamente su vida en común”.

A los ciudadanos de Cataluña les recordó el Monarca que “vivimos en un Estado democrático que ofrece las vías constitucionales para que cualquier persona pueda defender sus ideas dentro del respeto a la ley”. A quienes se manifiestan al lado de la Constitución, el Rey les dijo “que no están solos, ni lo estarán; que tienen todo el apoyo y solidaridad del resto de los españoles, y la garantía absoluta de nuestro Estado de Derecho en la defensa de su libertad y de sus derechos”.

“Saldremos adelante”, concluyó Felipe VI, subrayando “una vez más el firme compromiso de la Corona con la Constitución y con la democracia, mi entrega al entendimiento y la concordia entre españoles, y mi compromiso como Rey con la unidad y la permanencia de España”.

Habló, en fin, hace un año el Rey con claridad. Infinidad de catalanes se lanzaron a las calles exhibiendo banderas nacionales. Lástima que en algunos aspectos le faltó al Gobierno Rajoy, y le está faltando al Gobierno Sánchez, la lucidez y la firmeza que presidieron el discurso del Rey.