www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ PRETENDE FINANCIAR SU CAMPAÑA ELECTORAL CON DINERO PÚBLICO

jueves 18 de octubre de 2018, 13:43h
Desde el primer momento, Sánchez estuvo dispuesto a hacer lo contrario de lo que afirmó en el...

Desde el primer momento, Sánchez estuvo dispuesto a hacer lo contrario de lo que afirmó en el debate de la moción de censura: convocar elecciones lo antes posible. El líder socialista, asesorado por Pablo Iglesias, tenía muy bien pensado lo que le convenía: agotar la legislatura y preparar unos Presupuestos que le permitieran destinar miles de millones de euros, directa o indirectamente, a su campaña electoral.

Pablo Casado ha denunciado la maniobra con descarnada agresividad. Pedro Sánchez, según ha afirmado públicamente, ha confeccionado unos Presupuestos con trampa enmascarada para financiar con 6.000 millones de euros su campaña electoral. Eso permitiría al presidente que el PSOE fuese el partido mayoritario y solo tendría que entablar una negociación menor con Podemos para alzarse con la renovación de su cargo y todas las sinecuras a él adheridas.

Pedro Sánchez no se inventa nada. De forma más o menos solapada, lo han hecho los anteriores líderes socialistas. Pablo Casado, al denunciar la maniobra, ha puesto de relieve el objetivo enmascarado de los Presupuestos Generales del Estado. Se trataría de engañar a todos, tanto a las instituciones nacionales como a las internacionales, y dejar con un palmo de narices al Partido Popular robusteciendo la campaña electoral socialista con el dinero de los contribuyentes. Claro que la tesis espúrea y la caravana de otras irregularidades pueden agostar el proyecto de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Cada vez resulta más difícil el engaño y la trampa si Ciudadanos y Partido Popular actúan con decisión. Tanto Pablo Casado como Albert Rivera parecen dispuestos a evitar maniobras torticeras. Pedro Sánchez, sin embargo, continuará impávido con su proyecto adelante y Pablo Iglesias le apoyará, desbrozándole el camino para el éxito final.