www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PEDRO SÁNCHEZ VAPULEA LA DIGNIDAD DE ESPAÑA

viernes 19 de octubre de 2018, 09:44h
Pedro Sánchez ha enviado a su copresidente, Pablo Iglesias, a negociar en el sombrío escenario de la cárcel los Presupuestos Generales...

Pedro Sánchez ha enviado a su copresidente, Pablo Iglesias, a negociar en el sombrío escenario de la cárcel los Presupuestos Generales del Estado con Oriol Junqueras, procesado por presuntos delitos de rebelión, sedición e intento de golpe de Estado. Ni cuando Fernando VII se humilló ante Napoleón había llegado España a tal extremo de indignidad. El presidente del Gobierno necesita el apoyo de Oriol Junqueras para permanecer en el poder. Por un plato de votos ha decidido vender la dignidad de España. Esa es la pura, la dura, la terrible realidad. La ciudadanía ha enrojecido de vergüenza al contemplar a Pedro Sánchez de hinojos, debatiendo, a través de Pablo Iglesias, los Presupuestos Generales del Estado en la cárcel y con un político acusado de golpista.

Para colmo, el presunto delincuente encarcelado se permite exigir medidas que corresponden a la Justicia si se respeta la división de poderes. Y ante una opinión internacional atónita, Pedro Sánchez ha fracturado en mil pedazos la imagen de España, que durante los últimos cuarenta años ha sido símbolo intachable de democracia pluralista plena. ¿Adónde, adónde hemos llegado? ¿Cómo se puede caer tan bajo? ¿Cómo la desmedida ambición personal de un político mediocre se impone a la dignidad de una vieja nación que construyó una de las tres grandes historias del Occidente moderno?

No vale la pena ni desgarrarse las vestiduras. Dejar constancia, eso sí, de la infinita tristeza que produce el espectáculo protagonizado por el copresidente de hecho del Gobierno, Pablo Iglesias, evidentemente autorizado por Pedro Sánchez, que ha hincado las rodillas del pueblo español en la cárcel ante un personajillo procesado por los más abominables delitos que se pueden cometer contra la unidad de España.