www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIGA DE NACIONES

Croacia, primer examen final de identidad a Luis Enrique y España | 20:45/La1

jueves 15 de noviembre de 2018, 00:48h
La selección nacional goza de la primera ocasión para acceder a la fase final del torneo.

"Tengo que jugar como visitante en el primer partido en el que es todo o nada. Si ganamos nos clasificamos seguro y dejamos sin opciones a los demás, y si no lo hacemos puede quedar alguna opción, pero es un partido vital para nosotros", ha proclamado Luis Enrique en la previa del partido que disputarán este jueves Croacia y España, correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Naciones. En efecto, esta cita en Zagrev sabe a punto de inflexión para el combinado español, que tiene en su mano certificar el acceso a la 'Final Four' de la competición, en la que se repartirá un acceso directo a la Eurocopa de 2022.

En la trinchera local estará la subcampeona del mundo, un orgulloso conjunto de jugadores de físico y técnica imponentes que todavía tienen clavado el 6-0 que le endosó la selección nacional en Elche. Pero se da el caso que los campeones de todo entre 2008 y 2012 vienen de haber sufrido un revés importante ante Inglaterra, por lo que los dos equipos en liza sobre el verde balcánico buscan, en esencia, reividicarse. Localizar una catarsis que les legitime en el estatus perdido en los últimos meses.

Para lograr el objetivo 'Lucho' sigue buscando a su equipo ideal, al tiempo que fomenta la competitividad en sus heterodoxas convocatorias. Lo que paecería claro es que De Gea partirá en portería, con la inclusión de Jordi Alba en el lateral zurdo -cuatro meses de ausencia mediante-. El jugador del Barcelona, en ebullición física, le habría ganado la partida a las probaturas efectuadas con Marcos Alonso y Gayá. Y en el lateral diestro amanece la duda ante la lesión de Carvajal. Azpilicueta y Sergi Roberto estarán en vilo, con la dupla Sergio Ramos-Íñigo Martínez como la más pronosticable en el centro de la zaga.

Por delante se erigirá como toma de tierra Sergio Busquets. Las dudas generadas en el 15 de octubre pasado, cuando los británicos arrollaron en el primer acto a los españoles, confluyen en la compañía del catalán. Pues las variantes son ricas y múltiples. Rodri como doble pivote, Ceballos y Saúl como interiores o Isco como mediapunta son escenarios que están sobre la mesa y que marcarán el abrazo de la posesión defensiva o de la verticalidad contragolpeadora elegida por Luis Enrique para esta cita como visitante y ante un bloque que gusta de portar la iniciativa, si bien hiere en transición también. En punta no baja el ratio de incertidumbre, pues los poco rodados Isco y Asensio compiten con Morata, Aspas o Rodrigo casi en igualdad de condiciones.

Los locales, por su parte, siente ya la urgencia. Han de ganar a España y tomar Wembley si quieren aspirar a algo en este campeonato de la UEFA. Un empate les dejaría fuera y colocaría a los españoles en la necesidad de esperar que los británicos no pasen del empate en la jornada postrera. Así, los pupilos de Zlatko Dalic interpretan este envite como el idílico para demostrar al planeta que la exhibición dada en Rusia no resultó una anécdota coyuntural.

Ha declarado Luka Modric lo siguiente al respecto: "Conseguimos un éxito histórico y luego hemos tenido partidos fuertes ante España e Inglaterra demasiado rápido tras un periodo en el que nos vaciamos emocional y físicamente. Pueden ser las razones por las que no hemos estado a la altura tras el Mundial. Es normal que ocurra en el fútbol, tras una época de saturación luego te relajas y nos pasó factura ante España, pero ahora hemos mejorado en nuestra forma física y se va a ver en la cancha". El aviso está dado. La motivación croata será extraordinaria. Son muy buenos como colectivo y desde el plano individual, y están empeñado en gritarlo ante un rival de campanillas.

El Maksimir Stadion atenderá a ese intento por recobrar la identidad perdida, con algunos de los peones básicos del viaje ruso fuera ya de la dinámica nacional. Modric llevará la manija junto a Ivan Rakitic, pareja medular de ensueño. En torno a la lucidez de estos cerebros girará la propuesta de fluidez y potencia que puede localizar los problemas del equilibrio español si el rigor táctico afloja en los visitantes. Con Mario Manduzkic, Daniel Subasic y Vedran Corluka en la grada, la velocidad de los extremos Rebic y Perisic y la inteligencia del delantero Kramaric amenazarán a la consistencia ibérica.

Croacia se arriesga a caer en el descenso si es derrotada, con lo que no estarán para bromas y se anuncia una fiscalización de intensidad extraordinaria. La cohesión de las líneas y la precisión en el pase serán parámetros de obligado cumplimiento ante un sistema que sufre en el repliegue -los laterales zurdos Pivaric y Barisic están lesionados- y en la anotación -cero goles en dos partidos, por lo que han sido inyectados los juveniles Josip Brekalo y Nikola Vlasic-. Por tanto, España volverá a Zagrev cuatro décadas después de su última comparecencia (el 1-2 asestado a Yugoslavia, con goles de Juanito y Santillana) con la idea de encontrase y evitar que el contrincante haga lo propio.

- Alineaciones probables:

Croacia: Kalinic; Milic, Vida, Lovren, Vrsaljko; Brozovic, Rakitic, Modric; Perisic, Rebic; y Kramaric.

España: De Gea; Azpilicueta, Íñigo Martínez, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Saúl, Ceballos o Sergi Roberto; Isco, Rodrigo y Morata.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.