www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DE RISA, LAS AFIRMACIONES DE SÁNCHEZ SOBRE GIBRALTAR

lunes 26 de noviembre de 2018, 13:50h
Pedro Sánchez se ha presentado ante la opinión pública española como el político que va a resolver el conflicto...

Pedro Sánchez se ha presentado ante la opinión pública española como el político que va a resolver el conflicto trisecular con Gibraltar. Hay que tener la cara de cemento armado para semejante afirmación.

El Parlamento británico aprobó en tiempos de la dictadura de Franco que el Reino Unido respaldaría siempre la voluntad del pueblo gibraltareño. Si España hubiera cerrado la verja y convertido el peñón en una hirsuta base militar, incomunicada laboralmente por tierra, mar y aire, tal vez los llanitos habrían negociado de forma creciente un estatus diferente. En lugar de eso, los Gobiernos de la democracia española han contribuido a crear en Gibraltar un paraíso de abundancia y prosperidad. Los gibraltareños defenderán a capa y espada su situación y Londres les respaldará porque en Gran Bretaña las decisiones del Parlamento son sagradas.

Pedro Sánchez está haciendo el ridículo. Aprovechando el brexit se hubiera podido avanzar en la cosoberanía, tal y como ha apuntado en reiteradas ocasiones el que fue gran ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. La ocasión se ha perdido. Pedro Sánchez se ha ocupado del asunto tarde y mal sin otro propósito real que consumir más horas de televisión, porque tanto él como su entorno creen que así incrementará el número de votos y arrinconará a Podemos.

Produce tristeza la inepcia y la ligereza de un gobernante, pendiente solo de prorrogar su estancia en el palacio de la Moncloa y dispuesto a pagar las facturas más humillantes y peligrosas con tal de conseguir su propósito.