www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OFICIAL

Copa Libertadores. El Santiago Bernabéu acogerá el duelo entre River y Boca

jueves 29 de noviembre de 2018, 23:36h
La Conmebol lo ha hecho oficial, al tiempo que ha emitido una sanción para el club 'Millonario'.

En la final de la Copa Libertadores más esperada y más polémica e imprevisible se vivió este jueves otro capítulo que remarca lo marciano de la dinámica en la que ha viajado este enfrentamiento entre Boca Juniors y River Plate por el trono de América. El giro de los acontecimientos vivido en esta fecha arrancó cuando el Real Madrid postuló el estadio Santiago Bernabéu para la celebración del partido de vuelta -suspendido y aplazado al haber sido atacado el autobús de Boca por aficionados de River-.

La cúpula merengue se unió al rosario de clubes que ofrecieron su estadio a la Conmebol con el fin de acoger semejante evento, después de que el organismo anunciara que era imposible que ese partido definitivo se disputara en territorio argentino. La incapacidad para garantizar la seguridad del Gobierno que preside Mauricio Macri y de la gobernación de Buenos Aires fue manifiesta, según la federación futbolística laitnoamericana, con lo que se abría el casting para posibles organizadores extranjeros.

Y ahí apareció el Bernabéu. Contaría esta opción con el apoyo inmediato de Pedro Sánchez. Desde Moncloa se aseguró que España "está dispuesta a organizar la final de la #CopaLibertadores entre el @BocaJrsOficial y el @CARPoficial. Las FCSE y los servicios implicados, con amplia experiencia en dispositivos de este tipo, trabajan ya en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento". Así lo escribió en Twitter el presidente del Ejecutivo español.

Era la previa del definitivo fallo publicado por el Tribunal de Disciplina de la Conmebol, que acabaría ordeando que el River-Boca sería reprogramado al 9 de diciembre en el estadio de Chamartín. Asimismo, este comité sancionaría al club 'Millonario' con dos partidos a puerta cerrada a partir del 2019 y el pago de una multa de 400.000 dólares -y el descuento de los montos que reciba por derechos de televisión-. El resolución del Tribunal de Disciplina expuso, también, que no cabe la solitud de Boca de inhabilitar a River, entregando el trofeo a los 'Xeneizes'. Esa era la reclamación de los representantes del equipo que fue agredido, con algunos de sus jugadores heridos en al escaramuza de la vergüenza.

El paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, fue el encargado de confirmar minutos después del anuncio del fallo, que el partido se jugaría. Y que se celebraría en el Santiago Bernabéu. Pero, claro, ahora se ha encontrado el organismo con que los dos clubes no están de acuerdo con esa decisión, pues unos creen que los hechos sufridos son tan graves como para ganar el título en los despachos y los otros protestan por haber perdido la condición de competir como locales -en formado de la final de la Libertadores es a doble partido-.

Así, desde el club 'Xeneize' se ha reaccionado al comunicado federativo de esta manera: "El club insiste en que, habiendo quedado acreditado con pruebas concluyentes el brutal ataque al micro (autobús) del plantel sufrido el pasado 24 de noviembre de 2018, en las inmediaciones y hasta el portón de ingreso del Estadio Monumental, no cabe otra sanción que la solicitada en nuestras presentaciones". Añade, asimismo, que la Conmebol debe garantizar que "las decisiones se ajusten al reglamento y que el mismo sea aplicado a todos los clubes por igual, a la vez que ratifica que agotará todas las vías jurisdiccionales".

"Tras las decisiones del Tribunal de Disciplina de Conmebol, Boca informa que no comparte los argumentos de las mismas y las considera completamente contrarias a los Reglamentos y precedentes jurisprudenciales, por lo cual se interpondrán los recursos que correspondieren ante la Cámara de Apelaciones de la Conmebol y, eventualmente, ante el Tribunal Arbitral del Deporte", finaliza el argumento del club presidido por Daniel Angelici, que se niega en rotundo a tener que jugar. Y es que en 2015, cuando en la Bombonera se atacó a los jugadores de River con gas pimienta, fueron ellos los que sufrieron la eliminación en los despachos.

Desde River, por su parte, se defiende que van a apelar la sanción económica y la prohibición de público durante dos partidos internacionales en 2019. Y, sobre todo, se define como injusticia la pérdida del derecho a competir el partido de vuelta en su estadio, pues el de ida ya se disputó en la casa del rival. "El Club Atlético River Plate informa que realizará los planteos legales y las apelaciones pertinentes en relación con lo resuelto en el día de la fecha por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y por su Tribunal de Disciplina, en relación con el cambio de sede dispuesto sobre el partido final de la Copa Libertadores 2018, la sanción económica y la prohibición de disputar con público dos partidos oficiales organizados por Conmebol", relata el comunicado. De momento, el Monumental no acogerá la icónica cita.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios