www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FINAL

Copa Libertadores. River y Boca reafirman su negativa a jugar en el Bernábeu

sábado 01 de diciembre de 2018, 22:12h
Por su parte, el presidente de la FIFA, Macri y Pedro Sánchez han aplaudido la decisión de la Conmebol.

El exótico desarrollo de la final de la Copa Libertadores histórica, que enfrenta a River Plate y a Boca Juniors, sigue caminando entre diversas polémicas. Y es que después de que un ataque de los honchas del club 'Millonario' atacara al autobús de los 'Xeneizes', causando heridas en algunos de los futbolistas, tras la sanción de la Conmebol y la decisión de reprogramar el partido de vuelta para el 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu, los ánimos siguen calientes.

Porque Boca no quiere disputar el duelo, de ningún modo, y River defiende que se siente agraviado al perder la condición de local en una final que se disputa bajo el formato de ida y vuelta. Este mismo sábado el club con sede en el Monumental ha reafirmado su negativa y malestar ante la decisión del organismo que gestiona el balompié en la región latinoamericana. Lo ha hecho a través de un comunicado público que han emitido en forma de informe.

"Graves y severos perjuicios para los socios e hinchas de River, quienes adquirieron su entrada con un enorme esfuerzo económico para el partido programado para el día 24 de noviembre en el estadio de River y que se ven seriamente perjudicados y discriminados por esta decisión", arranca la argumentación de la directiva del conjunto bonaerense, siguiendo la lógica que expusieron desde que la Conmebol emitiera su dictado hace días.

Según la lectura de la presidencia de Rodolfo D'Onofrio y el secretario Ignacio Villarroel, la decisión de la conferederación lationamericana genera una "desnaturalización de la competencia" y "atenta contra la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local y la pérdida de derechos reglamentaria". Y defiende que "la responsabilidad por la falla del operativo de seguridad del día sábado 24 del corriente mes ocurrió fuera del anillo perimetral dispuesto para el evento".

"¿Existe decisión más desigual, inequitativa y perjudicial para los simpatizantes?", pregunta, de forma retórica, en un texto que concluye señalando que el club se reserva "el ejercicio de todas las acciones que le asisten a River en defensa de sus legítimos intereses". Del mismo modo que Boca amenazó con recurrir al TAS. Así lo proclamó horas después del fallo del Tribunal de Disciplina de la Conmebol que desestimó su pedido de descalificación de River y entrega del trofeo de la Copa Libertadores 2018 al conjunto 'Xeneize'.

Escribió Boca que "el club insiste en que, habiendo quedado acreditado con pruebas concluyentes el brutal ataque al micro (autobús) del plantel sufrido el pasado 24 de noviembre de 2018, en las inmediaciones y hasta el portón de ingreso del Estadio Monumental, no cabe otra sanción que la solicitada en nuestras presentaciones". Y pidió que "las decisiones se ajusten al reglamento y que el mismo sea aplicado a todos los clubes por igual, a la vez que ratifica que agotará todas las vías jurisdiccionales". En clara referencia a la suspensión sufrida en 2015, cuando hinchas suyos rociaron con gas pimienta a jugadores del River en este mismo torneo. Entonces, la Conmebol sancionó a los locales con la descalificación y los 'Millonarios' acabarían señalándose como campeones de América.

En el entretanto, y fuera de la órbita de los dos clubes interesados, Gianni Infantino ha dado cobertura a la Conmebol. El presidente de la FIFA ha explicado que "entendí que había una reacción de River, que creo que rechaza (ir a jugar). La Conmebol decidió que el partido se tenía que jugar en Madrid. Espero que se juegue este partido, el fútbol no se puede parar". "Conmebol tenía y tiene todos los elementos para sacar la mejor decisión. Después de lo que pasó, no hay buena decisión. Cualquier decisión habría sido criticada por uno, por otro, por todos, y al final tenemos que hacer todos un paso adelante, juntarnos y hacer que este partido se pueda jugar en las mejores condiciones", sintetizó.

"Algunos idiotas lo arruinan todo. Por eso, creo que es importante en primer lugar bajar un poco la temperatura y eso se lo pido a todos los que estén involucrados: a River y a Boca. No es la guerra, no es una batalla, es fútbol. Tenemos que disfrutar, tenemos que dar un ejemplo al mundo, garantizar que hay un antes y un después", zanjó un mandatario que aplaudió la decisión de la Conmebol de sacar el evento de Argentina para llevarlo a Madrid. Mauricio Macri y Pedro Sánchez también alabaron al fallo del organismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios