www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Cuarenta años después, el PSOE pierde el Gobierno andaluz

CASADO SUPERA EL ÓRDAGO EN ANDALUCÍA; SÁNCHEZ, SE RESQUEBRAJA

domingo 02 de diciembre de 2018, 22:45h
Pablo Casado ha superado el órdago andaluz y se consolida como líder del Partido Popular, que ha obtenido 26 escaños...

Pablo Casado ha superado el órdago andaluz y se consolida como líder del Partido Popular, que ha obtenido 26 escaños. Mariano Rajoy, que hizo una espléndida gestión económica, se equivocó políticamente y su cachaza y la sandez arriólica de “no hacer nada porque el tiempo lo arregla todo y lo mejor es tener cerrado el pico” condujo al Partido Popular a perder el apoyo de un considerable porcentaje del centro, que se pasó a Ciudadanos. La inteligente posición de Albert Rivera en Cataluña fue por completo certera y condicionó al electorado popular. Por otra parte, además del recorte por el centro, a Rajoy le creció por la derecha Vox, que ha propinado también un considerable mordisco al PP, obteniendo un éxito realmente extraordinario en Andalucía. La política de Pablo Casado ha impedido el sorpasso a Ciudadanos y también el hundimiento de los populares.

El PSOE de Pedro Sánchez, que se prometía un resultado esplendoroso, se ha resquebrajado hasta los 33 diputados, con pérdida de 14. Ante el implacable descenso socialista en Andalucía, el nuevo presidente del Gobierno, si quiere mantener un mínimo de decencia política, debería anunciar la inmediata convocatoria de elecciones generales.

La suma, en fin, de los diputados del Partido Popular, 26; Ciudadanos, 21; y Vox, 12, supone una cifra que permite a la alianza de estas tres agrupaciones desmontar por mayoría absoluta cuarenta años de Gobierno del PSOE. Que habrá dificultades para armonizar la voluntad de los tres partidos, está claro. Pero que el interés de España así lo exige, también. Y es de esperar que se limen aristas y se superen intransigencias para que el Palacio de San Telmo albergue por fin un Gobierno de mayoría liberal conservadora. La Andalucía subsidiada por el PSOE se ha desembarazado por fin del yugo del clientelismo.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

“PARTIDO POPULAR, CIUDADANOS Y VOX”

A la vista del resultado electoral, vamos a reproducir el artículo de Luis María Anson publicado en el diario El Mundo, el pasado 28 de noviembre, con el título Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Es posiblemente el único análisis anticipador de lo que ha ocurrido. Reproducimos a continuación el artículo en cuestión sin modificar una coma:

“Se ha recordado muchas veces la frase que, aromada de machismo, Winston Churchill dedicó a los sondeos: “Las encuestas -afirmó- son como los trajes de baño femeninos. Es interesante lo que descubren, pero mucho más lo que ocultan”. La encuesta de Sigma Dos en El Mundo, si se confirmaran los resultados, cubriría de ignominia al pobre Tezanos porque descubre por primera vez en cuarenta años una posibilidad -mínima, por supuesto- de que el PSOE no continúe enseñoreado en el Palacio de San Telmo.

Ciertamente hay que subrayar solo las cifras más altas del PP, de Ciudadanos y de Vox, es decir, 27, 24, y 4 diputados en el sondeo efectuado por la empresa encuestadora. Entre los tres partidos se alzarían con la mayoría absoluta requerida para desplazar a Susana Díaz, quebrando por primera vez el clientelismo que preside la vida andaluza. A través del descarado PER y de otras muchas cesiones y prebendas, así como de incontables patrocinios y subvenciones, el PSOE se ha transformado en Andalucía en una especie de PRI mexicano. El mítico duro de Romero Robledo a los que votaran a su partido se ha convertido en palomitas de maíz al lado de la compra de votos a la que se ha entregado durante cuatro décadas el PSOE andaluz.

Si las cifras máximas del PP, Ciudadanos y Vox, aportadas por la encuesta de Sigma Dos, se confirmaran, cosa poco probable, se plantearía un problema adicional. Parece lógico que la presidencia de la Junta corresponda al PP, pero ¿aceptaría Pablo Casado, aceptaría Albert Rivera, la colaboración con Vox? ¿Y qué haría Abascal, se prestaría al acuerdo en silencio o pasaría una factura suculenta teniendo en cuenta que sus 4 escaños resultarían decisivos para la investidura?

La Andalucía subsidiada está dispuesta a resistir el embate electoral, a pesar del mayor escándalo de corrupción de la democracia española. La trampa de los eres, con perjuicio directo para los trabajadores andaluces, la penosa imagen de dos presidentes de la Junta sentados en el banquillo de los acusados, las varias docenas de dirigentes imputados no alcanzan a fragilizar la votación de los subsidiados. El espectáculo de las corrupciones andaluzas, sin embargo, avergüenza a muchos en una Autonomía que destaca por la laboriosidad de su pueblo, por su seriedad, su sentido hospitalario y su fe en el futuro.”