www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AZNAR: INTERVENCIÓN TOTAL E INDEFINIDA EN CATALUÑA

viernes 14 de diciembre de 2018, 11:26h
Las cosas han llegado a tal extremo que la propuesta de José María Aznar se hace cada día más razonable...

Las cosas han llegado a tal extremo que la propuesta de José María Aznar se hace cada día más razonable para muchos. El expresidente del Gobierno, que se mantiene informado y en plena forma, considera indispensable la suspensión total de la Autonomía catalana, con intervención indefinida en el tiempo, respaldada constitucionalmente por el artículo 155 de la Carta Magna.

Todo lo demás son parches circunstanciales que no pueden curar las heridas abiertas y sangrantes sobre el cuerpo social de Cataluña. Si España quiere mantener la integridad territorial de la nación, el Gobierno deberá actuar de forma contundente. Más de treinta años de concesiones, de ligerezas, de política de avestruz sobre lo que estaba ocurriendo en aquella Comunidad Autónoma, han provocado unos lodos que solo se pueden sanear a través de una intervención constitucional de carácter total. Desde la educación a la sanidad, desde las Fuerzas de Seguridad a los medios de comunicación públicos, el Gobierno de la nación debe actuar de forma implacable, según Aznar. En los últimos años, los gobiernos de la Generalidad han gastado por encima de los 20.000 millones de euros en la torticera operación del secesionismo. Con mucho dinero, con mucha decisión, sin compromisos de tiempo, la España constitucional está en la obligación de asumir la gobernabilidad catalana, extirpando el cáncer secesionista. José María Aznar ha planteado la solución al problema catalán con visión de estadista. Y son cada vez más los españoles que le dan la razón. Con tapujos, con veladuras, con buenismos, con diálogos estériles y romas negociaciones no solo no se solucionará el problema catalán sino que se agrandará.

Dura y reveladora lección de alta política lo que acaba de dar el expresidente Aznar a Pablo Casado y a Albert Rivera. Infinidad de españoles están a la expectativa de que ambos líderes sean capaces de asimilarla.