www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PP, CS Y VOX: INTERPRETACIÓN DE LAS ENCUESTAS

martes 18 de diciembre de 2018, 13:12h
Según las encuestas publicadas en diversos medios en los últimos días, la suma de escaños entre Partido...

Según las encuestas publicadas en diversos medios en los últimos días, la suma de escaños entre Partido Popular, Ciudadanos y Vox otorga mayoría absoluta al centro derecha español. Gran parte de los intérpretes aseguran que, gracias a Vox, los liberales conservadores tienen la posibilidad de instalarse en el palacio de la Moncloa.

Y no es así. Vox tiene todo el derecho a presentarse como partido aislado a las elecciones. Hay que aceptarlo porque en esa libertad consiste el juego democrático. Pero, según las encuestas aludidas, a Vox le cuesta cada diputado cerca de los 200.000 votos. Al Partido Popular en el año 2011, cuando obtuvo 186 escaños, cada diputado necesitó menos de 40.000 votantes. La ley D’Hondt es implacable. Favorece ampliamente al primer partido y ligeramente al segundo.

Si los votos de Vox se sumaran en alianza electoral con los del PP, el costo de cada diputado en número de votos no pasaría de los 45.000. Vox, por consiguiente, no facilita la victoria al centro derecha sino que la hace más difícil, igual que durante largos años el Partido Comunista no contribuía al éxito del PSOE sino que dividió el voto de la izquierda. En las elecciones del año 2011, al Partido Comunista le costó en el entorno del millón de votos obtener dos escaños.

Y aún más. El debilitamiento del Partido Popular, si se queda en los 100 o 110 escaños, facilita a Ciudadanos, que es un partido de centro, la alianza con el PSOE.

No se trata de una elucubración. Albert Rivera apoyó al PSOE en la Comunidad Autónoma de Andalucía y al PP en la de Madrid. Forma parte de la identidad de Ciudadanos el ejercicio del centro bisagra. Tras las elecciones generales, tenderá la mano a la derecha o a la izquierda según lo crea conveniente.