www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Una subida de las pensiones cortoplacista y electoralista

viernes 28 de diciembre de 2018, 11:44h

El Gobierno da la bienvenida a 2019 con una subida de las pensiones que pone fin a la reforma iniciada por el PP, y lo hace mediante ‘decretazo’. Desoye de este modo a los expertos que abogan por introducir medidas de sostenibilidad en las pensiones que las garanticen en el largo plazo. Con ello, se prepara para el nuevo ciclo electoral que hace confluir este año elecciones municipales y autonómicas, como antesala de las generales.

Durante mucho tiempo se ha hecho patente en España el problema de la sostenibilidad de las pensiones en el largo plazo. Con una población cada vez más envejecida y un menor número de contribuyentes para mantener la actualidad del sistema, el anterior Gobierno emprendió una reforma que pretendía salvar el pacto generacional entre pensionistas y trabajadores en el tiempo.

Pero ante la vecindad de las elecciones, el problema de fondo deja de ser importante. Sin escrúpulos para pactar con el recalcitrante secesionismo catalán con tal de permanecer en el Palacio de La Moncloa, temeroso de perder en las urnas el Gobierno que alcanzó mediante una moción de censura que sumaba a los independentistas y a Podemos, Pedro Sánchez parece decidido a todo para permanecer en el poder. Es por tanto lógico que no le tiemble la mano para derogar parte de la reforma de Rajoy al ligar de nuevo el IPC a la revalorización de las pensiones, sin tener en cuenta que la buena noticia de hoy engorda el problema en el día de mañana.

Sólo este diciembre, las arcas públicas desembolsaban 9.318 millones de euros para pagar las pensiones, lo que supone un 4,92% más con respecto al mismo mes del año pasado. Se trata del quinto mes consecutivo en el que la nómina de las pensiones aumenta más de un 4%. El pasado noviembre, el Gobierno se veía obligado a ‘romper’ la hucha de las pensiones para pagar la extra de Navidad: desde 2012, se han gastado 77.437 millones de euros lo que deja el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en 5.043 millones.

Desandar el camino para ajustar las pensiones es una mala idea con buena prensa, pero mala idea al fin y al cabo. La buena política consiste en abordar hoy los grandes problemas para que no exploten mañana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(1)

+
0 comentarios