www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Claves para entender la crisis venezolana

sábado 02 de febrero de 2019, 19:00h

Sin entrar en la narrativa histórica que se remonta desde antes de la asunción por parte del fallecido Hugo Chávez, ideólogo para muchos de la desgracia que llevó a Venezuela a una de las más oscuras y férreas dictaduras que se conocen en Latinoamérica, debemos analizar en esta líneas, los últimos acontecimientos acaecidos y explicar, para los ajenos a la realidad jurídica y constitucional de Venezuela, que el actual Presidente de la República de Venezuela, Ingeniero Juan Guaidó, al margen de polémicas está investido de legalidad y legitimidad constitucional.

Remontémonos únicamente al 6 de diciembre de 2015, cuando tuvieron lugar los comicios para elegir los representantes a la Asamblea Nacional (AN), órgano unicameral que ejerce el poder legislativo con arreglo a la Constitución. El resultado de dichas elecciones fue ampliamente favorable a la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), siendo este un duro golpe al chavismo quien se vio desalojado del parlamento venezolano.

El 14 de marzo de 2017 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despoja a la AN de sus funciones como órgano legislativo y ante el estupor internacional, habilita a Nicolás Maduro Moros para legislar.

El mismo el 1 de mayo de 2017 Nicolás Maduro Moros promueve la creación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) diseñada a medida del dictador.

En julio de 2017, bajo la consideración de la Fiscalía de que las designaciones de los magistrados del TSJ autores de las resoluciones de 14 de marzo de 2017 habían sido ilegales e ilegítimas, la AN procede a designar nuevos magistrados. Maduro reacciona ordenando la inmediata detención de los magistrados recién nombrados, logrando capturar a dos de ellos, y provocando la huida y posterior clandestinidad de los otros treinta. Siete de ellos consiguen salir del país y llegan a Washington en agosto de 2017. El 13 de octubre comienzan a operar como el máximo órgano jurisdiccional de Venezuela en la sede de la OEA, con reconocimiento internacional.

Las elecciones de miembros de la ANC de Maduro se efectúan el 30 de julio, sin embargo, dos días antes de la toma de posesión, Smartmatic, empresa que suministraba al régimen las máquinas y software para las votaciones, declara en Londres que los resultados de esos comicios fueron manipulados por el Consejo Nacional Electoral (CNE)1. Conviene recordar, para aquellas voces templadas y partidarias de que el dictador organice elecciones, que los otros comicios de la primavera de 2018 convocados por la ANC de Maduro fueron ganados por el régimen chavista, no sólo porque a la convocatoria concurriera un 10 o 15 por ciento del electorado, sino porque el recuento de los votos se llevó a cabo con esas mismas máquinas que, un año antes habían dado lugar a la conformación de la asamblea chavista.

Las investigaciones de corrupción de la empresa de construcción brasileña ODEBRECHT en toda Latinoamérica salpican a Nicolás Maduro Moros, cuando la Fiscal General de la República presenta oficialmente la denuncia respectiva ante el TSJ en el exilio. Es precisamente, a raíz de esta denuncia, que el 16 de agosto de 2018 el TSJ condena a Nicolás Maduro Moros a 18 años de prisión y a la consecuente inhabilitación política, librando la correspondiente orden de captura a Interpol y abriendo la vía para la aplicación del artículo 233 de la Constitución venezolana que establece como causa de la ausencia absoluta de presidente, entre otras, la destitución del mismo decretada por el TSJ.

Concluyendo, Juan Guaidó, al prestar juramento como Presidente de la AN, no se “autoproclama Presidente de Venezuela”, ni es puesto a dedo por ninguna potencia extranjera, sino que asume una obligación constitucional ya prevista por las propias leyes del país, para cubrir temporalmente un vacío de poder, y lo hace, en Cabildo Abierto, modalidad extraordinaria de reunión durante la colonización española, en caso de emergencias o desastres, al igual que en aquel 19 de abril de 1810 cuando el pueblo caraqueño inició la andadura hasta la definitiva independencia de Venezuela.

“El camino hacia el infierno, está plagado de buenas intenciones” e instar a Maduro a convocar unas nuevas elecciones, es algo más que – en el peor de los casos para el régimen chavista – permitir al dictador una salida tan digna como no merecida, es desconocer la realidad, es la indiferencia, es la ingenuidad, supone silenciar el sufrimiento y hacerlo invisible, es echar por tierra el trabajo y la sabiduría de hombres y mujeres que en condiciones muy adversas, trabajan para mantener el orden, la dignidad y la conciencia en un país dominado por un régimen enfermo, incapaz de reconducirse y de reconducir el futuro de un país.

Ustedes, líderes europeos hagan su parte, nosotros seguiremos luchando para que las estructuras políticas de Venezuela se renueven para evitar, en lo sucesivo, la aparición de nuevos regímenes salvapatrias enquistados en el poder y hacer efectiva la transición hacia una democracia real, consolidada, respetada y fuerte.

1 https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-40804551

Firmantes:

Elisa Vagnone Lasaracina es abogada de nacionalidad venezolana, licenciada en Derecho por la Universidad Central de Venezuela desde el año 1993 y con título homologado en España desde 2006, ejerce la abogacía en Madrid como colegiada del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Rafael Leónidas Landaeta es abogado de nacionalidad venezolana, licenciado en Derecho por la Universidad Central de Venezuela desde el año 1976 y con título homologado en España desde 2010, ejerce la abogacía en Madrid como colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Patricia Gómez Santiago es licenciada en Derecho por la Universidad San Pablo Ceu de Madrid y ejerce la abogacía, colegiada en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid desde 2000 y colegiada en el Ilustre Colegio de Alcalá de Henares desde 2013.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

0 comentarios