www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ, EN LA PICOTA

jueves 07 de febrero de 2019, 12:45h
El racista Joaquín Torra, presidente marioneta de la Generalidad, se frota las manos. Escribió: “Los...

El racista Joaquín Torra, presidente marioneta de la Generalidad, se frota las manos. Escribió: “Los españoles son bestias carroñeras, víboras, hienas con una tara en el ADN”. Ahora, el representante de esos españoles, el famoso doctor Sánchez, presidente del Gobierno según afirma él veinte veces al día, ha hincado la rodilla ante el títere catalán y en actitud genuflexa ha aceptado que para hablar con él se nombre a un relator, con el fin de que deje constancia de lo parlamentado entre ambos Gobiernos: el de España y el de una región española. Al relator, al facilitador, al mediador, se le presenta como árbitro entre dos Gobiernos soberanos que se relacionan de tú a tú, con agresiva violación de la Constitución que los ampara.

Se comprende la reacción indignada de la opinión pública. También la de los líderes de los partidos nacionales. Y la de Alfonso Guerra, que ha demostrado estar en plena forma. Y la de varios barones socialistas, que se han jugado no salir en la foto pero que han abofeteado sin piedad a Pedro Sánchez, al que casi todo el mundo califica ya de “traidor a España”. Gravísima acusación, reiterada desde hace meses por Pablo Casado, sin que el ofendido ampare su honor en los tribunales de Justicia, tal vez porque teme que los magistrados den la razón al líder del Partido Popular.

¿Adónde, adónde está llegando el cinismo de un dirigente político que enmerda día tras día la dignidad de España y que está dispuesto a la más abyecta humillación y a concederlo todo con tal de permanecer unas semanas más en la silla curul monclovita?