www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LECCIÓN DEL REY

lunes 25 de febrero de 2019, 11:03h
Rey de todos los españoles, Felipe VI ha dado una lección de serenidad y buen sentido durante su estancia en Barcelona para presidir el...
Rey de todos los españoles, Felipe VI ha dado una lección de serenidad y buen sentido durante su estancia en Barcelona para presidir el Mobile World Congress. Sabía que tanto el racista Torra como la impresentable Colau son dos miserables que utilizan la política para ofender a España. Sabía también que sufriría desplantes personales.

Y cumplió con su obligación. Se desplazó a Cataluña como siempre, con la mayor austeridad. Sin alardes ni provocaciones. Presidió todos los actos de forma sencilla y eficaz. Habló de forma clara en español, en inglés y en catalán, sin ofender a nadie. Demostró la grandeza de espíritu que heredó de su padre Juan Carlos I y de su abuelo Juan III. Dio una lección de altura política y se ganó el aplauso de todos los extranjeros y, por supuesto, de la mayoría de catalanes. Las manifestaciones impulsadas desde la Generalidad por grupos independentistas de CDR resultaron ridículas. Y los desplantes del racista Torra y la pobre Colau provocaron la sonrisa desdeñosa de todas las autoridades.

Bien por el Rey. Había que tragarse el sapo y lo ha hecho como corresponde a su magistratura, sin un mal gesto. El daño colateral que se ha hecho a la imagen de España habrá que cargarlo sobre las espaldas de Joaquín Torra. El presidente marioneta de la Generalidad es carne de presidio y con otro presidente del Gobierno español estaría ya entre rejas por su tenaz actividad anticonstitucional y la permanente violación de las leyes derivadas de la voluntad general libremente expresada, a las que todos los españoles deben someterse.

Felipe VI regresa a Madrid con la satisfacción del deber cumplido y con el aplauso encendido de todos los españoles que cada día confían más en su Jefe del Estado.