www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

21:00 / MOVISTAR+LIGADECAMP.

Champions. Ortodoxia en el plan del Atlético para sobrevivir a Ronaldo en Turín

lunes 11 de marzo de 2019, 23:13h
Las bajas del bloque español habrán de ser tapadas por una ejecución rigurosa de la filosofía de Simeone para eliminar a la hambrienta Juventus.

El Atlético de Madrid sorprendió a la Juventus y al planeta en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. A pesar de venir arrastrando dudas en cuanto a su consistencia y brillantez combinativa, los españoles arrasaron el plan italiano reproduciendo una de las mejores versiones de la pizarra competitiva y arodorosa de Diego Pablo Simeone. Fue tal el derroche físico y el rigor táctico que no sólo quedaron bloquedos los transalpinos, sino que pudieron llevarse una renta más dura del Metropolitano que el 2-0 final.

Por ello, en el Juventus Stadium los líderes de la Lega no estarán en condiciones de faltar al respeto a los colchoneros con la complacencia mostrada en la capital española. Es más, el desplome de su compromiso colectivo, que devino en la multiplicación de imprecisiones y la falta de equilibrio tras pérdida, es el mejor retrato de la receta a evitar por parte de unos pupilos de Massimiliano Allegri que tratan de convencerse que es posible remontar y anotarle tres goles a una de las mejores defensas del Viejo Continente en este lustro. Han quedado abocados a la épica, un escenario que no esperaban.

Y, además, se la jugan en el partido de este martes. Todo lo trabajado desde agosto quedará en suspenso cuando el cuero eche a rodar, ya que el Scudetto está más que resuelto y sabe ya a muy poco a una institución que se ha dejado 100 millones de euros en un solo jugador en el pasado mercado de fichajes. Porque anhelan reconquistar la Liga de Campeones tras haber sido acomplejados en las últimas finales disputadas ante el Real Madrid y el Barcelona. El presentismo que exige la llegada de Cristiano Ronaldo -de 34 años- les constriñe a olvidar el naufragio de 20 de febrero y enfocarse en lograr una mentalización sólida. Pues los visitantes, mucho menos presionados, dispondran de la impaciancia ajena como parámetro.

Ver esta publicación en Instagram

#Repost @saulniguez with ・・・ ✅ último entrenamiento para el partido de @ChampionsLeague ⚽️. Mañana es el día 🔴⚪️

Una publicación compartida de Atlético de Madrid (@atleticodemadrid) el

Se espera un intento de incendio local, al galope de la sed de venganza ante la afrenta sufrida por el segundo clasificado de LaLiga. La plantilla bianconera está urgida, necesitada de llegar a la orilla para eludir una hecatombe que ya han paladeado en esta edición de la mácima competición continental PSG y el vigente campeón del torneo. Su problema, entre otras cosas, reside en la estadística: con el marcador de la ida pasó el equipo en ventaja en 157 de las 186 veces que se dio en este campeonato y en la era del 'Cholo' ha amontonado 417 marcadores, resultando en eliminación únicamente once de ellos. Jan Oblak lleva 112 partidos con la meta a cero y los colchoneros competirán sin haber encajado un gol en los últimos cinco partidos enfrentados.

El desafío es colosal para la Juve si los atléticos no se fían. Allegri dispondrá de toda su plantilla, a excepción de los lesionados Andrea Barzagli, Mattia De Sciglio, Juan Cuadrado, y del lesionado Alex Sandro. No son bajas débiles, pues estos dos últimos significan soluciones ofensivas perdidas. Frente a esa tara, emerge un Ronaldo con ganas de legitimar su marcha de Chamartín. Le ha marcado 22 goles al Atlético, ha anotado este curso 21 dianas (una en Champions) y ha prometido a sus hinchas "una noche especial". Descansó en el duelo liguero precedente, junto a Mario Mandzukic, Miralem Pjanic, Joao Cancelo o a Giorgio Chiellini. Y la inercia está de su lado: tras el mal trago europeo han ganado a Bolonia (1-0), Nápoles (2-1) y Udinese (4-1), para dejar el título de la regularidad más que encarrillado.

Así las cosas, el punto de cocción físico de los locales ha crecido en marzo y su confianza también. Fiscalizarán la capacidad de aguante y templanza en el atrincheramiento del Atlético, con la mezcla de posesión y verticalidad que pivota en torno a las flechas que vuelan en los costados, la inteligencia de Pjanic, la potencia llegadora de los interiores, el talento de Dybala y el cuerpeo de Mandzukic. Todo eso será puesto en escena, con la obligación de ajustar en la recuperación y las coberturas, pues un tanto visitante les retorcería la empresa hasta el infinito -deberían anotar cuatro goles a Oblak-. Los tifossi esperan una hazana que no ocsurezca la consecución de su octavo Scudetto consecutivo. Se contempla el viraje del habitual 4-3-3 a un 3-5-2 que les permita imponerse en la medular, elemento nuclear en la ida y en esta vuelta. Mas la lesión de última hora de Douglas Costa les complicará la hoja de ruta. Federico Bernardeschi amanece como revulsivo, dejando en la banca a piezas mucho menos dotadas si no se cumplen los plazos intermedios de la remontada ansiada.

El Atlético, que ha reencontrado su esencia en la localización de su objetivo primordial para 2019 -el logro, convertido en obsesión, de ganar la Copa de Europa en su estadio-, sabe bien que no está en condiciones de relajarse lo más mínimo. Por su historia reciente y pretérita en este torneo y porque también cuenta con bajas pesadas. Diego Costa y Thomas Partey, por sanción, ni Filipe Luis y Lucas Hernández, por lesión, serán de la partida. Un reto para Simeone, inserto en una temporada que ha venido muy condicionada por la plaga de bajas y lo corto del plantel.

El preparador argentino contempla el asedio local tempranero, pero no es descarta que el duelo de estilos se matice por la querencia por golpear con el gol a domicilio que quedará en la inteligencia en vuelo de Antonie Griezmann y Álvaro Morata, las puntas de lanza de un dibujo que se espera rocoso, cohesionado y siempre dispuesto para explotar un robo. El estudio concienzudo del rival ("llevamos jugando este partido tres meses", declaró el 'Cholo' en la previa) habla de la máxima atención en la efectividad de la red de ayudas que habrá de neutralizar los pasillos entre líneas y las superioridades por banda trabajadas por Allegri. Hasta deseperar al aristócrata italiano.

Y no aparece como descartable en el guión el racheo de presiones muy elevadas o los tramos en los que se asuma el control del cuero, con Rodri, Koke, Saúl y los carrileros como piezas indispensables. Visto lo visto en Madrid, la cara versátil de este caracreado especialista defensivo se torna venenosa. De hecho, los datos explican que han marcado al menos un tanto en los 39 partidos jugados este ejercicio. Es más, en sus caminos hacia las dos finales de la era Simeone, Barcelona, Chelsea, Milan y PSV no verían flaquear a los rojiblancos en sus estadios respectivos desde el prisma atacante. Con todos estos antecedentes e ingredientes, una actuación coherente de los españoles desembocará en un billete hacia los cuartos de final.

Ver esta publicación en Instagram

Looking ahead to Tuesday night. #GETREADY TO COMEBACK!

Una publicación compartida de Juventus Football Club (@juventus) el

El 'Cholo', que juega también en las salas de prensa, negó ser favorito: "No (es favorito su equipo), porque es un partido mismo en dos tiempos. Es muy difícil en un entretiempo de un partido decir 'hay un favorito'. Hay un partido que se está jugando. Hay alguno que lo ha jugado hace 20 días y nosotros lo venimos jugando hace tres meses, así que hay que esperar a que termine". "Cuando empieza una eliminatoria tan importante, con dos rivales importantes, son dos tiempos. Quién se pueda desarrollar mejor en esos espacios es el que va a ganar. El fútbol es maravilloso porque lo único que cuenta es el campo, todas las palabras sirven de muy poco", diagnosticó.

Allegri, en su caso, fue sincero al reconocer su principal error: "Mañana podemos dar la vuelta al resultado, hay que ser buenos en entender qué dirección coge el partido. Habrá que ser buenos en entender los momentos". Y pasó por vender optimismo ("Pensemos en mañana, en volcar el resultado, que sería una hazaña extraordinaria") y en otorgar respecto a su oponente. "El Atlético en los últimos diez años ganó tres Ligas Europa y jugó dos finales de la Liga de Campeones, una perdida en los penaltis y otra en la que recibió el empate en un saque de esquina en el 93. Es uno de los mejores de Europa y habrá que estar a la altura. Estoy seguro de que lo seremos", remató.

- Alineaciones probables:

Juventus: Szczesny; Cáceres, Bonucci, Chiellini; Cancelo, Bentancur, Pjanic, Matuidi, Bernardeschi; Cristiano y Mandzukic.

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín o Savic, Juanfran; Koke, Rodrigo, Saúl, Lemar; Griezmann y Morata.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.