www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRAPERO DESBARATA EL DELITO DE REBELIÓN

viernes 15 de marzo de 2019, 12:08h
No tengo ningún motivo, tampoco ningún dato, par dudar de que José Luis Trapero ha dicho la verdad...

No tengo ningún motivo, tampoco ningún dato, par dudar de que José Luis Trapero ha dicho la verdad ante el Tribunal Supremo. Al menos su verdad, lo que él cree que es la verdad. Harto de ninguneos, molesto por la poca atención que recibe de los dirigentes secesionistas, el alfil de los mozos de escuadra se ha defendido de forma muy hábil y ha resultado convincente. Desde Puigdemont a Junqueras ha puesto a los principales dirigentes secesionistas a los pies de los caballos, o mejorando el lugar común, a caer de un burro. Ha dejado algún títere con cabeza, pero su declaración ante el Tribunal Supremo ha resultado especialmente clara y determinante.

Hay una espina entre tantas rosas. De las palabras de Trapero se deduce que no hubo rebelión. El delito principal del que se acusa a los procesados no parece tener cabida tras las declaraciones de Trapero. Que hubo conspiración para la rebelión, cada día está más claro. Que hubo sedición y prevaricación, también. A los magistrados se les presenta ahora el escollo robustecido de la rebelión. Si en el momento de debatir y redactar la sentencia, los siete magistrados llegaran al acuerdo de que hubo intento de golpe de Estado, hubo sedición, malversación y prevaricación, pero no hubo rebelión sino conspiración para la rebelión, las penas de cárcel se reducirían notablemente.

Vivimos en un Estado de Derecho. La Justicia está actuando de forma ejemplar, acallando cualquier crítica, desbaratando insidias y calumnias. Y cuando se pronuncie y sentencie, muy probablemente, entre el aluvión de tantos testimonios, el del jefe de los mozos de escuadra ocupará lugar preferente. Y tal vez determinante.