www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DIÁLOGO DE RELIGIONES

jueves 31 de julio de 2008, 21:08h
Habrá que convenir que la Conferencia Internacional para el Diálogo de las Religiones ha sido una excelente idea, al margen de la situación política de algunos de los países que la impulsan.

Frente al ateísmo y al agnosticismo, las grandes religiones, que en siglos pasados pugnaban entre ellas, deben unirse para combatir al enemigo común. El diálogo interreligioso ha encontrado en España el país liberal adecuado y que, por cierto, en largos pasajes históricos acogió a hebreos, musulmanes y cristianos. Las grandes confesiones monoteístas, entre las que ocupa también lugar de relieve el hinduismo, tienen muchos escollos que despejar y no sólo entre ellas, sino también en el propio seno de cada una de ellas. El cristianismo, por ejemplo, no es compacto y católicos, ortodoxos, protestantes, coptos, mantienen discrepancias, si bien la fortaleza del catolicismo resulta evidente y el Papa de Roma se ha convertido en el líder espiritual del orbe. No digamos nada de las escisiones en los mundos islámico e hindú, sobre las que tanta sangre se derrama.

En una buena parte de las naciones europeas, también en algunas asiáticas y americanas, el ateísmo y el agnosticismo avanzan. De ahí la conveniencia del diálogo interreligioso que se ha puesto en marcha a instancias de Arabia Saudí. El embajador de España en Riad ha subrayado la inteligencia con que ese país, custodio de la Meca y Medina, está contribuyendo al diálogo interreligioso, que exige grandes dosis de prudencia, serenidad y mano izquierda.

Un frente común de las religiones que combata el ateísmo resulta cada vez más imprescindible para los creyentes, cada vez más abominable para los que no creen. En todo caso, negar, marginar o despreciar el hecho religioso es una posición cerril, propia de un sector retroprogresista de la intelectualidad europea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.