www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ CONCEDERÁ LOS INDULTOS QUE LE CONVENGAN

jueves 11 de abril de 2019, 13:31h
Pero ¿es que alguien lo dudaba? Si el presidente del Gobierno, tras las elecciones generales, necesita los...

Pero ¿es que alguien lo dudaba? Si el presidente del Gobierno, tras las elecciones generales, necesita los escaños de los secesionistas catalanes para permanecer en el poder, concederá los indultos que le pidan. Indultar a condenados por perpetrar un golpe de Estado, si es que el Tribunal Supremo dicta sentencias de culpabilidad, es una atrocidad. No se trata de un caso de eutanasia ni de una violencia pasajera que ofrezca dudas ni de una pasión explicable, sino del máximo atentado que se puede hacer a la convivencia nacional.

España y la Justicia española están dando un ejemplo incontestable de lo que es un Estado de Derecho. Luz, taquígrafos, televisión en abierto, libertad sin veladuras, completa transparencia, rodean el juicio de los acusados ante el Tribunal Supremo. Si Pedro Sánchez, por conveniencia personal, indulta, abofeteará al magistrado Marchena, a sus seis colaboradores, al Tribunal Supremo y a la entera Justicia española.

Lo ha dicho a las claras. Esperará a la sentencia para decidir si indulta o no. Pero la pregunta que deben hacerle Casado y Rivera es otra: “¿Si el Tribunal Supremo condena a los encausados y usted precisa de los escaños secesionistas para mantenerse en el poder, hará uso del indulto?”

Pedro Sánchez quiere llegar a las elecciones del 28 sin pronunciarse sobre este asunto porque teme provocar una hemorragia de votos. La opinión pública está en contra del indulto de forma abrumadora. Por eso los rivales del líder socialista tienen que cerrarle el paso de manera que no le quede más remedio que decir sí o no. Dar largas o salirse por la tangente solo podrá hacerlo si sus contendientes son tan torpes que resulten incapaces de obligarle a una respuesta inequívoca.

Lo que le espera a España, en fin, en el caso de que los presuntos golpistas después de ser condenados se paseen por toda Cataluña en olor de multitud.