www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL ATRIL VACÍO DE PEDRO SÁNCHEZ

jueves 18 de abril de 2019, 13:44h
Pedro Sánchez ha lanzado a su guardia pretoriana para evitar que el debate en la televisión privada muestre...

Pedro Sánchez ha lanzado a su guardia pretoriana para evitar que el debate en la televisión privada muestre su atril vacío, mientras Casado, Rivera e Iglesias desarrollan sus programas. Creía que con la convocatoria a cuatro de Televisión Española, y Rosa María Mateo al frente, bastaba. Intentó desde el primer momento pasar de puntillas porque conoce bien los flancos que tiene descubiertos. Y ni siquiera Pablo Iglesias, que está harto de tanta displicencia, parece dispuesto a cubrir al presidente.

Cuando redacto estas líneas, todavía Pedro Sánchez no ha conseguido su propósito. Habrá debate a cuatro en la televisión pública y al día siguiente o a las 48 horas se reproducirá el debate en la televisión privada, pero con el atril de Sánchez vacío, si el presidente no rectifica, si no accede al pim-pam-pum en que se puede convertir para él su presencia en una prueba que no le gusta nada. Y con razón.

Atresmedia no debe ceder por muchas presiones a las que sea sometida. También sería un error anticipar su debate. Debe esperar a que se fije y produzca el encuentro en la televisión pública. Y al día siguiente presentar a los espectadores su formato completo si Pedro Sánchez se somete y, en otro caso, con su atril vacío para escarnio público de su cobardía.

Las espadas, en fin, están en alto. Y la opinión pública expectante sobre qué puede ocurrir. El aguacil aguacilado no es imagen que regocije al presidente del Gobierno. Y mucho menos Pedro Sánchez está dispuesto a aceptar el debate más lógico: el cara a cara con Pablo Casado. El presidente del Gobierno huye de ese encuentro porque tiene conciencia de que Pablo Casado le barrería y se lo comería con patatas a las finas hierbas.