www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ CONTRA IGLESIAS

martes 30 de abril de 2019, 08:31h
Pedro Sánchez conoce bien a Pablo Iglesias y le teme como a un nublado borrascoso. El líder podemita es un excelente orador...

Pedro Sánchez conoce bien a Pablo Iglesias y le teme como a un nublado borrascoso. El líder podemita es un excelente orador, un formidable dialéctico y un político de especial sagacidad. En un gobierno con Sánchez, adquiriría desde el primer momento especial relieve, sobre todo en los medios de comunicación. Pedro Sánchez no desea competencias por la izquierda. Como los empresarios no han conseguido convencer todavía a Albert Rivera para que signe un acuerdo con el líder socialista, solo le queda una fórmula a Sánchez para evadirse de Iglesias: gobernar en solitario. Con 123 escaños, la hazaña no parece fácil, pero en Ferraz todos apuestan porque lo va a intentar si las elecciones europeas, autonómicas y municipales del 26 de mayo se muestran favorables a los intereses del PSOE.

De entrada, a Pablo Iglesias se le pondrá muy complicado negar la investidura a Sánchez. Con ERC la cosa parece más fácil: apoyo o abstención a cambio de indultos. Si todo le sale como proyecta, el presidente Sánchez ocupará de nuevo su poltrona monclovita con las manos libres y confeccionará un gobierno socialista sin adherencias, derramando sobre Pablo Iglesias algunas migajas de poder como si se tratara de un pordiosero.

Las espadas están en alto. Pablo Iglesias tiene conciencia clara del daño que ha sufrido Podemos por no participar en el poder tras la moción de censura. Con una actividad frenética, Pedro Sánchez cubrió todas las televisiones y se presentó como el representante global de la izquierda española. Pretende repetir ahora la operación y encontrará para la maniobra ayudas insospechadas.