www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUBALCABA Y PEDRO SÁNCHEZ NO SE HABLABAN

lunes 13 de mayo de 2019, 12:19h
El paripé de Pedro Sánchez, tras la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba, ha desconcertado a...

El paripé de Pedro Sánchez, tras la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba, ha desconcertado a muchos socialistas destacados. El exvicepresidente y el presidente no se hablaban. El gran político fallecido “se oponía ardientemente a todo lo que Sánchez ha hecho”, escribe en EsDiario Javier Rodríguez. Gran artículo del periodista que recuerda cómo Felipe González, Alfonso Guerra, José Luis Corcuera, Leguina e Ibarra fueron ninguneados y desplazados por el sanchismo.

Rubalcaba nunca estuvo de acuerdo con la mayoría de los pactos establecidos por Pedro Sánchez. Rechazaba con especial vehemencia los encuentros pordioseros con los secesionistas catalanes. El exvicepresidente, según escribe Javier Rodríguez, “fue uno de los más contundentes detractores del intento de pacto que, tras los comicios de 2016, protagonizó Sánchez con Podemos”. Indignado Felipe González por los engaños del actual presidente dirigió la operación en Ferraz que terminó con su escabeche. Esa operación la conoció y aprobó Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ni González ni el exvicepresidente contaron con que Pedro Sánchez era una roca. Tampoco contaron con las veleidades, las indecisiones y ligerezas de Susana Díaz que permitieron al secretario general escabechado recuperar el terreno perdido y ganar las primarias.

Seguro que Pedro Sánchez ha sentido la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba. También parece seguro que se ha aprovechado de ella para robustecerse personalmente. Al presidente se le ha desdeñado sin conocer su carácter rocoso y su desfachatez política, condiciones que le han permitido afianzarse sobre su poltrona monclovita. Y, Javier Rodríguez, completa su información recordando el sopapo que Sánchez propinó a Rubalcaba hace solo unos días al marginar a Elena Valenciano de las listas socialistas a las elecciones europeas. El exvicepresidente, por cierto, es el político que calificó al Ejecutivo de Sánchez como Gobierno Frankestein.