Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CON SOLO 123 ESCAÑOS, PEDRO SÁNCHEZ LO QUIERE TODO

miércoles 15 de mayo de 2019, 12:49h
En 1982, Felipe González arrolló en las elecciones generales llegando a los 202 diputados. Pedro Sánchez...

En 1982, Felipe González arrolló en las elecciones generales llegando a los 202 diputados. Pedro Sánchez se ha quedado en 123, pero aspira a adueñarse de todos los resortes del poder como hizo González tras su victoria aplastante. El tiempo dirá si el líder actual del PSOE lo conseguirá o no. De lo que en su entorno están seguros es de que lo intentará, sobre todo si en las europeas, municipales y autonómicas obtiene unos resultados satisfactorios.

Pedro Sánchez cree tener cautivo a Podemos y también al magma del secesionismo catalán a cambio del indulto de sus líderes, cuando el Tribunal Supremo haga pública la sentencia. El líder socialista ha anunciado ya que gobernará solo. Con 123 escaños y dos tacones, gobernará solo. Todo lo más, aceptará a algunos independientes propuestos por Pablo Iglesias o por los barones del PSOE. Se propone el control de todos los puestos clave del Congreso y del Senado y se ha quedado perplejo ante la resistencia secesionista a apoyar al candidato a presidente ungido por el dedo del César.

Además del Gobierno y las Cámaras legislativas, Pedro Sánchez se propone manejar todas las grandes empresas públicas para colocar en ellas a sus enchufados y amiguetes. Los nueve meses de Gobierno, tras la moción de censura, no han podido ser más significativos. Con 84 escaños consiguió lo que parecía imposible, enseñoreándose incluso de los intereses de Pablo Iglesias.

Difícil calcular si se enfrentará Pedro Sánchez con nuevos obstáculos como el que inicialmente ha puesto en su camino el secesionismo catalán. Los hará frente, en todo caso. Pedro Sánchez es un roca, un político roca, dispuesto a aguantar lo que haga falta. Sus rivales, dentro del PSOE y fuera de él, no han sabido darse cuenta de las cualidades de este político rocoso, capaz de hacer lo que sea necesario con tal de mantenerse en el poder. Los próximos días serán decisivos para las aspiraciones de Pedro Sánchez. Él permanece tranquilo, seguro de que conseguirá sus propósitos.