www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ÁLVAREZ-PALLETE EN EL 5G

sábado 15 de junio de 2019, 17:54h
Entró en el templo de la palabra con sencillez y sin presunciones. La Real Academia Española le abrió las puertas...

Las redes sociales multiplicaron este artículo de Luis María Anson publicado en el diario El Mundo. Google lo reprodujo íntegro y también íntegro lo reproducimos hoy en El Imparcial.

Entró en el templo de la palabra con sencillez y sin presunciones. La Real Academia Española le abrió las puertas para escuchar el fragor de la inteligencia artificial. Jose María Álvarez-Pallete aseguró a los académicos que “ya no es necesario aprender complicados lenguajes de programación para conversar con las máquinas. Ahora se esfuerzan ellas en hablar nuestro lenguaje y lo consiguen”. Las máquinas han superado ya al cerebro humano en comprensión lectora y en traducción. Son más eficaces que los hombres en el reconocimiento de objetos. Y también en el del habla. O la RAE se sube al misil del desafío digital o se convertirá en una reliquia. En la Junta de Telefónica, Álvarez-Pallete afirmó: “Las máquinas nos ayudan a hacer los deberes con nuestros hijos... Han creado su propio idioma y ya no necesitan que las programen porque se entrenan unas a otras y aprenden por sí solas”.

La inteligencia de Álvarez-Pallete ha sabido incorporar Telefónica a la Edad Digital. La ha convertido, gracias a la transformación tecnológica, en una de las seis primeras del mundo en su sector, ha disminuido su deuda, ha multiplicado sus beneficios. Pionero de la inteligencia artificial, Álvarez-Pallete ha disparado los ingresos en servicios como cloud, loT, big data, video y otros muchos. Los robots trabajan ya para él y ha pagado al presupuesto público por encima de 10.000 millones de euros, que algunos políticos administrarán austeramente y que otros despilfarrarán. Cerca de millón y medio de empleos directos e indirectos dependen de Álvarez-Pallete en su gestión de Telefónica.

Estados Unidos y China se pelean a garrotazos por el 5G, porque ahí radica una parte relevante del futuro digital. En cinco años más de 300 millones de coches estarán conectados y circularán 5 millones de vehículos autónomos. Desde un tren de alta velocidad se podrá mantener videoconferencia con amigos a miles de kilómetros. El 5G permitirá disponer en un coche en marcha de mapas turísticos en realidad virtual. Habrá que controlar, claro es, eventuales intromisiones en la vida privada, en la política y en los secretos militares. Telefónica dispondrá de redes de fibra y 5G de última vanguardia.

Álvarez-Pallete nos explicó en la RAE la necesidad de evitar la deshumanización que la digitalización puede acarrear. Por eso ha afirmado: “Hay que hacer nuestro mundo más humano conectando la vida de las personas”.