www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PSOE, 22.324 CONCEJALES EN ESPAÑA; PP, 20.328; CS, 2.786; VOX, 530

viernes 21 de junio de 2019, 10:22h
El resultado global de las elecciones municipales devuelve a los dos grandes partidos una...

El resultado global de las elecciones municipales devuelve a los dos grandes partidos una abrumadora supremacía. El PSOE se ha alzado con el primer puesto y 22.324 concejales; el Partido Popular le roza con 20.328 concejales. A una distancia sideral aparece, entre los partidos nacionales, Ciudadanos, con 2.786 concejales y Vox, con 530.

Ciertamente, en algunas grandes ciudades las minorías han condicionado la elección de alcaldes y de forma notable en la capital de España. Pero el bipartidismo se ha impuesto en general en las elecciones municipales y es necesario registrar este hecho como revelador de la actual situación política. Todavía las infraestructuras del PSOE y el Partido Popular funcionan y, aunque la atención pública se haya polarizado en algunas capitales, la realidad es que la supremacía municipal de socialistas y populares es completa.

Algunos se quedan perplejos ante la falta de reacción del PSOE y Partido Popular, que en los cambalaches de Madrid y otras capitales de provincia debieron recordar públicamente la voluntad general del pueblo español tan claramente expresada en favor de socialistas y populares. Pedro Sánchez ha ganado las elecciones municipales por un estrecho margen. El Partido Popular ha aguantado el tirón. Y Podemos diluido, Ciudadanos sin pulso y Vox insignificante, han contribuido a presentar un resultado general que se aproxima mucho a la época del bipartidismo consolidado.

Todavía en proceso de decisión, en las Autonomías va a ocurrir lo mismo. Entre socialistas y populares se repartirán el 80% del poder autonómico. Pedro Sánchez se frota las manos. Tras casi doblar en escaños al Partido Popular en las elecciones generales, ha resultado vencedor en las municipales y autonómicas. A Pablo Casado, al que no han podido desbancar como líder de la oposición, le corresponde ahora la complicada tarea de recuperar al centro derecha y devolver al Partido Popular la solidez perdida durante la gestión de Mariano Rajoy.