www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS PORTADAS DEL DÍA

Avalancha de críticas a Rivera por la deriva de Cs

martes 25 de junio de 2019, 04:30h

El Mundo titula “Rivera se planta en su ‘no’ a Sánchez pese a la crisis de Cs”. Dice que el líder de Cs rechaza reunirse con el presidente del Gobierno y no apoyará su investidura. La situación está así: “El 77% de la Ejecutiva resplada a Rivera, y Garicano e Igea mantienen la oposición interna.

“El coste interno de un compromiso” es el editorial de este diario, que plantea lo obvio: “La sorpresiva marcha de Toni Roldán ha abierto una crisis en Cs, que está pagando los costes internos de su estrategia de competición por el centroderecha al precio de desairar al ala más progresista del partido”.

Jorge Bustos escribe en estas páginas sobre el asunto: “Los españoles piensan posicionalmente: en España no te califican por tu programa sino por tus compañías. La de Vox se le hizo insoportable a Roldán. A los sanchistas no les incomoda la de Bildu. Es cuestión de pituitaria: nadie ganó una guerra sin mancharse. Sánchez está hasta las cejas pero duerme en Moncloa y se le perdona todo. De la absolución de Rivera solo tendremos noticia la próxima vez que se abran las urnas”.

El País dice que “La derechización y el veto al PSOE fracturan la cúpula de Ciudadanos”. En páginas internas se llegan a paralelismos como el de Olivia Muñoz-Rojas: “Es posible trazar comparaciones entre la deriva política de Albert Rivera y la del primer ministro húngaro Viktor Orbán”. Rubén Amón también tira contra el líder naranja: “Albert Rivera era la virtud de Ciudadanos, pero está convirtiéndose en el problema”.

El editorial habla de “ensimismamiento” de Rivera. Un par de párrafos: “Rivera ha desencadenado una espiral destructiva que le ha llevado a romper con su propio candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, así como a deteriorar gravemente la relación privilegiada que mantenía con el presidente de Francia. Decir que este lo felicitó por su política de alianzas, cuando, en realidad, todos y cada uno de los mensajes del Elíseo fueron en sentido contrario, deja a Rivera en situación más que deshonrosa”.

Y más adelante: “El ensimismamiento del que son víctimas Rivera y los dirigentes que lo apoyan les impidió ver que, cuando menos, no era el momento. Durante el fin de semana, Vox se ha prodigado en groseras descalificaciones machistas a una ministra y en zafias consideraciones sobre la prostitución ante las que Rivera ha guardado silencio. El rumbo político que adopte este partido es competencia suya y de sus dirigentes. Cabe preguntarse, no obstante, el porqué de su empeño en exponer todo un país al oscurantismo de sus innecesarios aliados”.

“Terremoto Rivera en Cs”, titula La Razón que habla de “la peor crisis desde la fundación de Ciudadanos.

En el editorial: “Rivera no ha sabido defender su gobierno de coalición en Andalucía con el PP y el apoyo parlamentario de Vox, ni ha sabido explicar algunos pactos en ayuntamientos y comunidades. En estos momentos, Rivera no llega más que a unos mensajes en torno a la regeneración, caducos por repetidos, y al liberalismo. En febrero de 2017, Rivera impuso un cambio ideológico que suponía renegar de los presupuestos de la socialdemocracia para situarse en el ‘liberalismo progresista’, un cambio que no lo fue en el campo de las ideas –definirse como «un partido constitucionalista, liberal, demócrata y progresista» ya es asumible por muchos–, pero en la práctica suponía un giro a la derecha que no han entendido muchos de sus dirigentes y fundadores. Es innegable que Cs vive una profunda crisis por su estrategia confusa, errática y, en muchos casos, caprichosa en designación de cargos, pero competir por el centroderecha ante el PP es un reto demasiado grande. Ya le está pasando factura”.

En ABC se deciden por un juego con la formación naranja: “Sánchez exprime a Ciudadanos”, titula. Diece que el presidente aprovecha la salida de Roldán y Nart de la ejecutiva del partido naranja y la filtración de su encuentro con Casado para culpar a Cs y PP de obligarle a pactar con el independentismo para seguir en La Moncloa.

Editorializa el diario: “Ciudadanos es hoy un partido en estado de confusión al que atenazan sus propias contradicciones, las presiones para que no bloquee la investidura de Pedro Sánchez, y las imposiciones ideológicas de Albert Rivera en su fallido intento de erigirse en el líder de la derecha en España”.

Añade que “lo que se empieza a intuir al fondo es una discusión sobre su autoritarismo en el manejo del partido”.

Aunque se muestra comprensivo: “Su ‘no es no’ al PSOE fue una constante en toda la campaña y nadie, ni Roldán ni los fundadores de Cs ahora tan críticos, dedicaron un solo reproche a esta estrategia. Prietas las filas. Por eso, Rivera -equivocado o no- ha sido coherente”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.