www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS CARTAS MARCADAS DE PEDRO SÁNCHEZ

miércoles 26 de junio de 2019, 11:22h
Pues claro que Pablo Iglesias puede votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez. No es lo...

Pues claro que Pablo Iglesias puede votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez. No es lo probable pero sí posible. Lo hizo en 2016 y puede repetirlo ahora porque, con las matemáticas en la mano, Iglesias aportaría a la investidura de Sánchez, entre sus escaños y los por él gestionados, la cuarta parte de los votos. Tiene derecho político a la vicepresidencia y a cinco ministerios.

Pedro Sánchez no quiere a Iglesias sentado en el Consejo de Ministros y estirará la cuerda hasta el límite porque, con las cifras de los sondeos en la mano, en nada favorece a Podemos que se convoquen nuevas elecciones. Por otra parte, el presidente en funciones no descarta que las presiones empresariales y sociales fragilicen la posición de Albert Rivera. El líder de Ciudadanos puede terminar hincando el pico, suponiendo que no sea eso lo que está previsto y enmascarado desde el primer momento: hay que hacer sufrir a Sánchez hasta el límite y luego mantenerle en Moncloa. Ni siquiera se puede excluir un gesto final en esa dirección de Pablo Casado y el Partido Popular.

Las cartas están marcadas. Pedro Sánchez se presenta a la investidura seguro de que en primera o segunda votación saldrá adelante. Puede equivocarse, claro, porque seguridades en política hay muy pocas. De lo que todos estamos seguros, eso sí, es de que Sánchez no piensa en otra cosa que en mantenerse en el poder y está dispuesto para conseguir su propósito a pactar con quien sea y como sea. Desde el año 2015 ha ganado todas las batallas. Es una roca. Fue capaz de doblegar a Felipe González y de arrollar a Susana Díaz. Incluso le ganó la moción de censura a un atónito Mariano Rajoy que no podía entender la “traición” del PNV.