www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DE JUANA, “EL HOMBRE DE PAZ” DE ZAPATERO

martes 05 de agosto de 2008, 18:46h
Decía yo ayer en mi canela fina de "El Mundo" que De Juana Chaos formó parte del paquete de concesiones que Zapatero aceptó en el proceso de rendición del Gobierno ante la banda terrorista Eta.

El Ejecutivo se sometió al chantaje de la huelga de hambre del criminal, aceptó que le fotografiaran y entrevistaran en un periódico extranjero, le atendió con esmerado miramiento y finalmente le trasladó a San Sebastián, aplicándole beneficios penitenciarios insólitos. De hecho, el etarra quedó en libertad y paseó su catadura por las calles escoltado por su pareja.

El desprecio que por él siente ahora Zapatero, la repugnancia que le produce a María Teresa Fernández de la Vega, se compadecen poco con el criterio gubernamental de hace un par de años. Cuando las asociaciones de víctimas se lamentaban del trato que recibía el etarra, Zapatero manifestó que, en definitiva, era “un hombre de paz”. ¡Qué pronto olvidamos los despropósitos de aquellos meses en que el Gobierno perdió la vergüenza, ofendió la dignidad del Estado, se puso de hinojos ante Eta y negoció políticamente de tú a tú con la banda terrorista!

Las declaraciones de Zapatero en el municipio soriano de San Leonardo de Yagüe hace un par de años fueron concluyentes. Llegó a justificar los artículos en “Gara” por los que luego De Juana Chaos fue condenado. El presidente cumplía lo pactado con Eta. Incluso después de la salvajada de la terminal de Barajas calificó la atrocidad de "accidente" tal y como había acordado con los terroristas, por "si se producía algún atentado incontrolado".

Ahora se ha levantado un clamor popular contra De Juana Chaos al que se ha sumado el Gobierno. Como rectificar es de sabios, si la rectificación fuera sincera, bienvenida sea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.