www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 20

La Vuelta. Pogacar pone su guinda en Gredos y Roglic certifica su victoria general

La Vuelta. Pogacar pone su guinda en Gredos y Roglic certifica su victoria general
Ampliar
sábado 14 de septiembre de 2019, 17:42h
La perla eslovena bajó del podio a Nairo Quintana con su tercer triunfo de etapa. Clasificaciones

El relevo del ciclismo esloveno al colombiano en esta Vuelta a España se terminó de facturar este sábado. Se trataba de la vigésima etapa, la última oportunidad para los escaladores de subir puestos en la clasificación general. La organización había preparado 190 kilómetros que unieron Arenas de San Pedro y la cima de Gredos, con seis puertos y un total de 4.300 metros de desnivel acumulado. Un colofón que encumbró a los dos protagonistas de esta edición de la carrera española.

El vencedor del día fue Tadej Pogacar (UAE Emirates) y su compatriota Primoz Roglic culminó su exhibición proclamándose campeón de la clasificación general casi sin sudar. Todo ello en una jornada en la que Astana y Movistar se buscaron las cosquillas y en el que ninguno de sus jefes de filas dio la talla, pues Nairo Quintana perdió el podio y Miguel Ángel 'Supermán' López, guerrero como siempre, no tuvo las piernas suficientes para acercarse a la tercera plaza. Es más, cedió el maillot de mejor joven a Pogacar.

El joven de 20 años, que debutaba en una vuelta de tres semanas, firmó su tercera victoria de etapa a lo grande. Ya poseía las cimas de Andorra y Los Machucos, pero quería más y fue a por ello con la ambición y el hambre del que se sabe con todo el futuro por delante. Tadej se sintió en condiciones de firmar su tercera gesta y atacó a 40 kilómetros de meta. Se deshizo de todos a 4,5 kilómetros de la cima del penúltimo puerto, en Peña Negra, y gestionó el minuto y medio de ventaja labrado para entrar en meta solo y con todos los focos en su dirección.

Le tocó realizar un descenso a tumba abierta y entrar en ignición en la Plataforma de Gredos, lidiando con solvencia en los falsos llanos repechos previos a la última ascensión de esta Vuelta. El tiempo que marcó su calidad y su capacidad agónica, 5h.16.40, sacó a Quintana del podio (llegó a 1.56) y casi arrebata la segunda plaza a un Alejandro Valverde que esprintaría por las bonificaciones. El murciano arribó con 1.32 minutos perdidos, por delante de un Roglic de paseo. Y 'Supermán' dio carpetazo desmoralizado, a 2.12 minutos.

Este ha sido el desenlace de una jornada que rubricó quiénes han sido los mejores a lo largo y ancho de la competencia. Y se inició el capítulo montañoso postrero con una fuga en la que viajaban Samitier, Tao Geoghegan, Guerreiro, Edet y Howson. Ellos abordaron en cabeza en el Pedro Bernardo (Primera Categoría), puerto en el que Astana inicio las hostilidades con un cambio de ritmo de Luis León Sánchez. Esta pieza del bloque kazajo también lo intentaría en Serranillos (Segunda Categoría), logrando el desgaste de un Jumbo-Visma que salió a ambos demarrajes.

Avanzarían los kilómetros y los compañeros de 'Supermán' volverían a ajustar la soga en el Alto de Navatalgordo (Segunda Categoría). No soltaban a Roglic ni a ninguno de los otros candidatos al podio. Lo que sí lograron fue dejar bajo control a los fugados. Incluso los kazajos probaron el uso del viento para amortizarlo en abanicos, camino de Peña Negra (Primera Categoría, 14 kilómetros al 5,9 por ciento de desnivel). Forzaron un corte, aunque sin consecuencias.

Y sobrevino la subida el mencionado puerto. Y Astana refrescó su protagonismo con un cambio de ritmo terrible de Jakob Fuglsang que preparó el ataque de 'Supermán' López, con 42 kilómetros por delante. En cambio, el colombiano no estaba con el fuelle suficiente para romper al grupo de favoritos y Valverde tomó la escena con un amago. Se frenó el murciano, con Roglic comiendo palomitas. Y en el impás provocado emergió Pogacar. El debutante parecería disfrutar de permiso de maniobra y dejó en la estacada hasta a los fugados.

Coronaría con 1.37 de colchón sobre los mejores, siendo que la tercera plaza de Quintana estaba a 1.18 cuando inició la etapa. No miró atrás el joven esloveno. Si lo hubiera hecho contemplaría a Astana torpedeando el tren formado por los cuatro Movistar 'vivos'. La Plataforma de Gredos (Tercera Categoría, 9,8 kilómetros al 3,8%) le impulsó todavía más, mientras que Quintana quedó resignado, perdiendo terreno. Tanto que Valverde dejó de esperar a su compañero para atacar por salvar su segunda plaza en la general. "Estoy satisfecho. No soñaba ni de lejos ser segundo, además con una victoria de etapa. Ahora al Mundial, que estará más abierto, pero tenemos una gran selección", confesaría el murciano. Roglic, que entró a 9 segundos del español, descorchó el champán de su primera grande a los 29 años. Tras haber aguantado con una comodidad asombrosa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios