www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Honras fúnebres y deshonras póstumas

jueves 03 de octubre de 2019, 20:26h

Vamos a concluir este tranco con un trancazo a las mismas palabras que servían para introducirlo: “La Residencia de Estudiantes ha sido recientemente punto de encuentro de los pensadores más relevantes del panorama filosófico. En homenaje al gran filósofo Javier Muguerza, un nutrido elenco de intelectuales próximos al ilustre profesor participaron en una reflexión coral sobre la obra y la persona de su maestro y compañero. Felicito a El País por su buen olfato periodístico al llevar a portada la foto de familia de los sabios y sabias de la tribu. Pero hay errores que quisiera enmendar, como el injusto olvido de la organizadora y presentadora del acto, la filósofa feminista Concha Roldán” [1].

Como viejo profesor estoy algo acostumbrado a los análisis de textos, e incluso de textículos u ovarios. La verdad es que, para quien sepa leer un poco, el comentario que viene no presenta excesivos problemas hermenéuticos. El obituario del Pentecostés laico tiene lugar en el salón funerario de la Residencia de Estudiantes, ese panteón laico en cuyo osario descasan [email protected] [email protected] lumbreras intelectuales que en España han sido, si bien aún falta el relleno correspondiente de los sepulcros vacíos con mujeres de pro, hasta rellenar la cuota conforme al canon igualitario. Un catafalco vacío, a su alrededor amigos y discípulos plañideros, militares por supuesto, que diría el teniente coronel Tejero, es decir, las discípulas, los sabios y sabias de la tribu. Enternecedor, helos ahí a modo de Musas y Musos d’Escuadra en torno a Zeus entonando con voz endulzada los talentos de el ausente, el ilustre profesor. Sabios y sabias de la tribu participaron en una reflexión coral sobre la obra y la persona de su maestro y compañero. Por supuesto luz y taquígrafos de primera categoría, nada menos que las de El País con su buen olfato periodístico. Ya estamos [email protected], viva la madre superiora, los pensadores más relevantes del panorama filosófico, pues según parece hay un catálogo oficial o inventario (es decir, algo totalmente inventado) de los relevantes. Aunque a decir verdad no to[email protected], dado el injusto olvido de la organizadora y presentadora del acto, la filósofa feminista Concha Roldán, qué injusticia tan tremenda la de omitir a la filósofa feminista del sarao. Imperdonable verdaderamente.

Yo, la verdad, no he estado nunca en semejantes tinglaos, pues tengo la emotividad más alta que el colesterol y pronto me ataca el moquillo, así que tampoco me hice presente cuando los homenajes multitudinarios de los próceres de la filosofía española anterior, los de don Ángel González Álvarez y de don Sergio Rábade Romeo. Entonces era el diario Abc el que se encargaba de la loa y de los ritos funerarios, como lo hace hoy El País, qué país. Así que, para no dejarme contagiar por plañideros y plañideras hipeantes del velorio, para evitar incluso la tentación del harakiri, prefiero seguir llorar a distancia por España, canto y llanto. Por lo demás, yo prefiero que me entierren en la sierra al pie de los magueyales, y que me cubra esta tierra, que es cuna de hombres cabales.

Y que no haya nadie tan miserable que piense que esto va contra Javier Muguerza, pues simplemente nunca quise ir a favor de él, a pesar de que él mismo, tras señalar que yo estaba mal situado, me invitara a bogar en su barco. De la que me libré, a tenor de los galeotes amarrados a la filosofía pirata.

[1] María de los Ángeles Iglesias Bello: Homenaje a Muguerza. El País, sábado 28 de septiembre de 2019.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios