www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿TRATA SÁNCHEZ DE ENGAÑAR A IGLESIAS?

jueves 14 de noviembre de 2019, 12:53h
No se si estamos ante un caso de voluntarismo político. Son muchas las personas...

No se si estamos ante un caso de voluntarismo político. Son muchas las personas de relieve con las que he conversado que piensan en una trampa de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias. Si el acuerdo PSOE-Podemos no alcanza los apoyos necesarios para la investidura, el presidente en funciones declarará que lo ha intentado y abrirá la negociación de forma inmediata con Pablo Casado para una solución de “concentración constitucional”. Ha conseguido, en todo caso, meter el miedo en el cuerpo a los partidos de centro derecha, a los empresarios y a la Iglesia Católica, lo que facilitaría la negociación para conseguir su investidura con pocos condicionantes. Y, sobre todo, que no se plantee lo que planeó en la noche del día 10: la retirada de Pedro Sánchez en favor de Josep Borrell.

Esta exposición puede que solo sea voluntarismo político de los que contemplan estupefactos cómo Pedro Sánchez ha modificado su posición y sus reiteradas declaraciones, radicalmente hostiles a Pablo Iglesias. Aunque no se puedan descartar maniobras enmascaradas de Redondo y Sánchez, me parece que el abrazo en el Congreso ha sido real porque lo único que de verdad importa a Pedro Sánchez es su continuidad como Presidente del Gobierno y después del fracaso de la estúpida maniobra de las elecciones del 10-N, el líder socialista quedó seriamente tocado y en el propio partido socialista, e incluso en el PNV, son muchos los que pensaron en su sustitución.

En todo caso, la especulación de la eventual trampa de Sánchez a Iglesias se trata, a mi manera de ver, de eso, pura especulación. El líder podemita es demasiado inteligente para tragarse una jugarreta tan burda y lo más probable es que, en unas semanas, le tengamos de estrella política en la vicepresidencia del Gobierno.