www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JUICIO EN EL TSJC

Torra: "No vengo aquí a defenderme, en todo caso a acusar al Estado"

El presidente de la Generalidad, Quim Torra, en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.
Ampliar
El presidente de la Generalidad, Quim Torra, en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. (Foto: Efe)
lunes 18 de noviembre de 2019, 19:05h
Torra: 'No vengo aquí a defenderme, en todo caso a acusar al Estado'
Ampliar
(Foto: Efe)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dejado visto para sentencia este lunes el juicio por desobediencia al presidente de la Generalidad, Quim Torra, acusado de desoír la orden de la Junta Electoral Central de retirar lazos amarillos de edificios públicos en el periodo electoral de las generales del pasado 28 de abril.

Torra, tras recordar que "lamentablemente" no es el primer presidente catalán que se sienta frente a un tribunal y que esa es una más de las razones por las que los catalanes quieren convertirse en una República, que se trata de "un juicio político", espetó en su alegato final: "Yo cumplí con el deber de mi cargo y no vengo aquí a defenderme, en todo caso vengo aquí a acusar al Estado".

La Fiscalía ha pedido un año y ocho meses de inhabilitación para cualquier cargo público y multa de 30.000 euros. Vox, acusación popular en la causa, ha elevado su petición hasta los dos años de cárcel y una sanción de 72.000 euros.

Por su parte, la defensa ha pedido la absolución del presidente catalán al considerar que no incurrió en un delito de desobediencia porque la Junta Electoral Central no tenía competencias para ordenarle retirar los símbolos de apoyo a los políticos presos de los edificios públicos.

El president explicó que "este juicio solamente quiere alterar el panorama político catalán" y afirmó, por momentos en tono chulesco: "Nunca nos rendiremos y siempre seguiremos luchando por la libertad y la justicia que merece nuestro pueblo. Me podéis condenar pero no cambiaréis en absoluto mi compromiso por Cataluña ni cambiaréis su voluntad".

Para terminar, señaló que "solamente del Parlament escoge a su presidente o lo censura, si hace falta" y cocnluyó: "Mi compromiso seguirá hasta que el Parlament me quite su confianza".

El lazo "no es neutral"

Antes, el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, ha recordado al presidente de la Generalidad que el símbolo de los lazos amarillos "no es compartido por la totalidad de los catalanes", por lo que "no es neutral" y debe ser suprimido en período electoral. En sus informes finales, ha apuntado además el "desprecio" del presidente catalán hacia la JEC, con una falta de "respeto institucional" que, "coloquialmente", hizo que se "viniera arriba".

Ha recordado igualmente que el 21 de marzo sustituyó la pancarta con el lazo amarillo por otra con uno de color blanco en una "ostentación de su intención de desobedecer" a la JEC. Ha argumentado que, como "autoridad superior", las decisiones de la JEC son "perentorias" y de obligado cumplimiento para todos los poderes públicos en general. Pero, además, ha recordado que en Cataluña especialmente, la JEC es el único órgano "competente", puesto que es la única comunidad que no tiene una ley electoral propia. Así, en esta comunidad tienen como base la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg).

No es libertad de expresión

Desde la acusación popular, ejercida por VOX, el abogado Juan Cremades ha advertido de que incumplir resoluciones judiciales o administrativas no queda "amparado" en el derecho a la libertad de expresión, y ha concluido que Torra no solo incumplió la resolución de la JEC, sino que se "regodeó" ante la opinión pública de su incumplimiento. Cremades ha denunciado que, para intentar dilatar el cumplimiento de los acuerdos de la JEC, Torra pidió unos informes al Síndic de Greuges -a quien en una ocasión se ha referido como "Síndico de Agravios"-, que se mostró partidario de que se retiraran los símbolos.

Según VOX, Torra actuó con conocimiento del deber de acatamiento al dictamen de la JEC, siendo consciente de las consecuencias penales y administrativas que podían comportarle sus actos y vulnerando de forma "manifiesta y a conciencia" la obligación de los poderes públicos de mantener la "neutralidad política" durante los periodos electorales, ya que optó por mantener "su habitual pulso al Estado de derecho". "Que un gobernante incumpla la ley le quita toda la autoridad de su cargo. No solo gobierna para una parte de los catalanes, sino para toda la ciudadanía", ha remarcado.

No reconoce a la JEC

Por la mañana, el presidente catalán llegaba al juzgado arropado por varios de sus consejeros, tanto de JxCat como de ERC, así como por los líderes de las entidades soberanistas, que han hecho un llamamiento a concentrarse en su apoyo. Entre las autoridades que se han congregado frente al TSJC están el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el vicepresidente Pere Aragonès. También ha acudido a la cita de Torra con la Justicia el expresident Artur Mas.

Torra, el tercer presidente catalán consecutivo que se enfrenta a la justicia por su papel en el proceso independentista, se juega en el juicio su inhabilitación para el ejercicio de funciones de gobierno o de cargo público, una pena que podría apartarle de la Generalidad una vez que la sentencia sea firme.

Su defensa ha pedido la nulidad de la causa al cuestionar la imparcialidad de la instrucción y del tribunal, y que en caso de que el juicio siga adelante, se suspenda para que testifiquen miembros de la Junta Electoral Central (JEC). "Los hechos no son delictivos. La sala está contaminada. Los dos magistrados que admitieron a trámite de la querella se han mostrado en contra de la exhibición de lazos amarillos y de los presos políticos".

"Sí, desobedecí, pero era imposible obedecer una orden ilegal. Cumplí mi deber como president de la Generalitat, que es defender los derechos y las libertades de mis conciudadanos"

"No lo reconozco", ha dicho Torra sobre los hechos de la acusación al comienzo del juicio. Durante su declaración ante el tribunal, el 'president' ha empezando haciendo referencia en catalán a la acusación de Vox, a la que se ha negado contestar. "No voy a permitir descalificaciones a las partes", ha advertido el presidente del tribunal a Torra, que tampoco ha contestado a las preguntas de la Fiscalía.

La JEC "no es un órgano superior jerárquico del presidente de la Generalitat, no tiene competencias", ha argumentado Torra. "Llegamos a la conclusión que era un acto nulo, ilegal, y en base a esta consideración actué". Según Torra, la Junta Electoral Central "quiere situar al president de la Generalitat en una disyuntiva muy clara: hacerle obedecer un acto ilegal o hacerlo prevaricar". "Yo interpuse una querella contra la JEC porque pienso que prevaricaron", ha añadido. "Me amenazó y actuaba de manera omnipotente", opina al tiempo que cree que la orden de la JEC fue un ejercicio de "censura".

"Nunca ordenaré a nadie que retire un lazo, una estelada o cualquier símbolo que considere que debe lucir en el edificio"

A preguntas de su abogado Gonzalo Boye, Torra ha defendido que colocó la pancarta en el Palau porque "existe un gran consenso social de que la judicialización de la política no es una cosa que a los catalanes nos gusta, nos repugna". Entendió que como sede del gobierno de la Generalidad "era importante que se expresara el deseo mayoritario de la sociedad catalana". Como sede del Govern "era importante que se expresara este deseo mayoritario de la sociead catalana de la libertad de los presos y exiliados”

Según Torra, está legitimado para "hablar en nombre de todos los catalanes". No se puede obligar, considera, "a no recordar a la gente que más ha sufrido", en referencia a los políticos presos.

Los lazos considera que no son "partidistas" al tiempo que alude a su "origen histórico". Y lo explica así: "Durante la Guerra de Sucesión en Cataluña, ls partidarios del pretendiente austracista lucían lazos amarillos. No es propaganda, va más allá de los partidos, apela a un deseo de justicia, del deseo de inocencia, de protesta, de libre ejercicio de derechos políticos. Debería ser patrimonio común de cualquier estado democrático de derecho, niego que los lazos sean partidistas ni propaganda”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(6)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Torra no reconoce a la JEC: "No es un órgano jerárquico superior al president"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10751 | ANTONIO J. CALLE - 18/11/2019 @ 12:03:13 (GMT+1)
    Según su propio razonamiento todos los ayuntamientos de poblaciones catalanas tienen el derecho de hacer caso omiso a cualquier norma autonómica con la que discrepe o considere injusta.Y,por extensión, todos los ciudadanos.A ver que le parece cuando empiecen a considerar injustos la mayoría de los impuestos que están obligados a pagar.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.