www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SELECCIÓN ESPAÑOLA

Rubiales confirma el regreso de Luis Enrique como seleccionador

Rubiales confirma el regreso de Luis Enrique como seleccionador
Ampliar
martes 19 de noviembre de 2019, 12:43h

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, ha confirmado en rueda de prensa el regreso de Luis Enrique a la selección.

Como se rumoreó este lunes tras el partido que enfrentó a España con Rumanía, la marcha de Robert Moreno es ya un hecho a pesar del sensacional recorrido que ha dibujado el equipo español hasta ser cabeza de serie de la próxima Eurocopa, un privilegio considerable de cara a dicha competición.

Moreno, mano derecha de Luis Enrique, se despidió entre lágrimas de los futbolistas en el vestuario del Metropolitano, después de haber vencido a Rumanía por 5-0. El hasta ahora seleccionador declinó hacer declaraciones a las televisiones con derechos y tampoco ofreció la tradicional rueda de prensa posterior a cada jornada. Al parecer, estaba mucho más afectado por dejar el cargo de lo que prometió cuando estrenó su mandato. Entonces aseguró que daría un paso atrás en cuanto que "Lucho" pudiera estar de vuelta.

Sin embargo, según Rubiales, fue el propio Robert Moreno quien comunicó que quería "acordar" su salida "para no impedir la vuelta de Luis Enrique". La RFEF, ha afirmado, está "muy contenta" con el trabajo de Moreno, pero matiza que el líder del proyecto es Luis Enrique: "Lo hemos dicho siempre".

Luis Enrique y Rubiales pactaron su regreso

Lo que no está claro es el rol de Roberto Moreno, un técnico que prosiguió, sin pestañeo, la transición generacional radical que pautó en con asturiano cuando todo el cuerpo técnico asumió el timón nacional. No se conoce si volverá a ejercer como ayudante de Luis EnriqueEn todo caso, lo que no admite discusión es que 'Lucho' y Rubiales pactaron el regreso del asturiano al banquillo cuando se viera con fuerzas para hacerlo. Moreno siempre fue interino para la RFEF.

Ante la rumorología que ha seguido a esta última fecha FIFA, el estratega catalán hubo de lidiar con las preguntas constantes sobre su futuro. Y en la previa de la goleada a Rumanía, este domingo, acabó por perder la paciencia y sacar pecho de su gestión. "Me pongo un 10, cuando das todo lo que tienes con tu cuerpo técnico y los jugadores, solo puedes darte un 10. Luego los resultados son complejos pero hemos trabajado bien y no les puedo pedir más de lo que están haciendo", proclamó.

La estadística le da la razón: ocho victorias y dos empates, esto es, ningún partido perdido en la fase de clasificación para el torneo continental. Unos datos que sólo se han dado cinco veces en la historia del balompié nacional.

"Creo que podemos ser favoritos porque tenemos un gran grupo de jugadores. Aunque hay selecciones que son muy buenas, en un torneo corto puede pasar cualquier cosa. Ya vimos Grecia y Dinamarca dar la sorpresa. Nadie tiene nada seguro. Creo que podemos ganar a cualquiera y perder con cualquiera porque el fútbol es muy caprichoso", aseguró antes de dejar un comentario al público.

"A veces percibo que no se es humilde porque se piensa que tenemos que ganar todos los partidos, que hay que pasearse por Suecia por ejemplo. Esa falta de humildad es mala porque cuando pierdes, el tortazo es más grande y genera desilusión. Tenemos que pensar que somos una buena selección pero que no se acaba el mundo cuando pierdes ni vas a ganar la Eurocopa por meter siete a Malta", argumentó, quizá sabedor de que esas podrían ser sus últimas palabras como seleccionador.

"El presidente y Molina cuando me quieren decir algo, me lo dicen a mí y no a través de los medios"

En esa misma conferencia de presa, Moreno, ante la insistencia de las preguntas sobre si se veía destituido al término de la fase clasificatoria, expuso esto: "No me sorprendió (que se rumoreara su adiós) y no necesito sentarme con Rubiales ni hablar con Molina, que han sido las personas que han confiado en mí y en las que confío. Siempre me han hablado a la cara y le doy más valor a lo que me dicen en persona que a una pregunta en zona mixta". "Mi canal de comunicación con ellos es estupendo, siempre me han dicho lo que me tenían que decir y lo demás no lo podemos controlar", sentenció.

"No me esperaba más rotundidad porque el presidente y Molina cuando me quieren decir algo, me lo dicen a mí y no a través de los medios. No entiendo su respuesta como nada y respeto lo que me dice a nivel individual", ahondó, y en defensa de su labor afirmó sentirse "totalmente respaldado por la plantilla". En efecto, algunos de los jugadores capitales del seleccionado han afirmado "estar a muerte con Robert".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.