www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"PUTO NAZI"

Los Bukaneros provocan la primera suspensión de un partido por insultos

Los Bukaneros provocan la primera suspensión de un partido por insultos
Ampliar
domingo 15 de diciembre de 2019, 23:51h
En el duelo entre el Rayo y el Albacete, los radicales madrileños tildaron a Zozulya de nazi y el colegiado decidió suspender el partido.

El Estadio de Vallecas saltó a la primera plana este domingo, a pesar de que su equipo viaje en la mitad de tabla de la Segunda División del fútbol español. En esta fecha recibía el Rayo al Albacete, club en el milita el atacante ucraniano Román Zozulya. Los ingredientes estaban predispuestos para generar una situación explosiva y así fue. La sección ultra conformada por los Bukaneros llamó al futbolista "puto nazi" y las consecuencias adquirieron una dimensión histórica: el colegiado y la Federación Española de Fútbol acordaron suspender el encuentro. Nunca antes había ocurrido algo semejante en un evento de la Liga nacional.

Ya en la previa Paco Jémez, entrenador rayista, había llamado a la calma. Pidió en sala de prensa respeto hacia el rival y en concreto para el jugador ucraniano. Mas el club no pondría impedimentos para que los radicales de extrema izquierda acudieran en masa a su fondo para llamar neonazi a Zozulya. Al término del brete, el presidente Raúl Martín Presa manifestó su parecer de este modo: "Los cánticos son una vergüenza y una pena. Condenamos tajantemente los insultos de una parte de la afición hacía un deportista".

El dirigente atribuyó la responsabilidad al "comportamiento de unos energúmenos". Los Bukaneros llevan años de batalla contra el mandatario, al que profieren canticos ofensivos e insultos en cada partido que el Rayo juega como local. De hecho, el estadio amanece cada cierto tiempo con pintadas amenazantes contra Martín Presa. Y es que este sector extremo de la hinchada no le perdona que en enero de 2017 quisiera fichar a Zozulya, cedido del Betis. El ucraniano fue boicoteado por los ultras en aquel entonces, por una supuesta "filiación nazi". Y el futbolista hubo de volver a Sevilla sin entrenarse ni una sola vez.

Esta cuenta pendiente sin resolver -Tebas quiso arrinconar a los Bukaneros pero Martín Presa no hizo todo lo posible- brotaría este domingo. La algarada arrancó con pitos hacia el ucraniano, pero con el paso de los minutos se tornó en insultos y acabó en el cántico "Román Zozulya, puto nazi". El colegiado, López Toca, se dirigió al vestuario al escuchar esto último, al final del primer acto, con la intención de suspender el partido. Una medida que se hizo efectiva tras la consulta con la federación.

Toda vez que se conoció la suspensión, el presidente del Albacete, Víctor Varela, subrayó que la postura se adoptó con el objetivo de "defender la integridad de las personas y los deportistas". Y añadió que "la decisión de suspender el partido la tomó el árbitro junto con la Real Federación Española de Fútbol, pero hay que decir que hemos contado con el apoyo de la Liga y el Rayo". Este dirigente se mostró abierto a terminar el duelo en Vallecas "cuando se den las condiciones necesarias".

Román Zozulya, que a punto estuvo de anotar un golazo mientras que caía de todo dialécticamente hablando, se retiró al camarín visiblemente afectado. Revivió el episodio de hace un par de años que casi le cierra las puertas del fútbol profesional español. Ya en la caseta se topó con Martín Presa, quien le dio "un abrazo de ánimo como ser humano", asegura el Albacete. El club visitante expuso, asimismo, que "desde que llegó al club ha tenido un comportamiento ejemplar, es un buen futbolista y queremos que pueda jugar sin tener ningún tipo de presión".

Cuando se certificó que el partido se había suspendido uno de los profesionales más afligidos fue Paco Jémez. El entrenador, que está batallando para que su equipo ascienda puestos en la clasificación y opta a volver a Primera, se retiró del estadio mostrando su enfado con los Bukaneros. No quiso hacer declaraciones. Tampoco nadie del cuerpo técnico o la plantilla de jugadores. Todos ellos se subieron al autobús contrariados. La que sí quiso tener la última palabra fue la facción ultra, que tuiteó lo siguiente: "Ni por racismo, ni por xenofobia, ni por violencia. La primera vez que se suspende un partido en España es por decir la verdad. Zozulya eres un nazi".

Vladimir Kuzmenko, agente de Zozulia, hablaría de madrugada para expresar la postura de su cliente. "No sé ni que decirle a la gente que llama a Zozulia neonazi. Es injusto. Es patriota en Ucrania, simplemente", explicó ante los micrófonos de la Cadena Ser. Ahora queda pendiente de resolución qué ocurre con los segundos cuarenta y cinco minutos del partido. Los clubes piensan en buscar una fecha para reanudar la actividad, pero no será fácil y será el Comité de Competición el que habrá de decidir si atiende a la postura de los equipos o bien se plantea sancionar al Rayo o darle el partido por perdido.

Finalmente, cabe destacar que esta resolución pionera en España contrasta con el histórico de este tipo de incidentes. La multitud de situaciones en las que la grada insulta a un futbolista que ha visto nuestro fútbol no deparó jamás la suspensión del partido. Samuel Eto'o fue objeto de cantos racistas en Getafe, Alcabete y Zaragoza, episodios resueltos sin sanción salvo los 6.000 euros de multa que le cayeron al club manchego. Ronaldo Nazario, Darío Silva, Kameni, Dani Alves, de nuevo Eto'o e Iñaki Williams serían increpados con insultos racistas y sólo a partir de 2014 la sensibilización en este tema aumentó. Mas no se pasaría de la punición económica (18.000 euros, como mucho). El único precedente relativo al nazismo aconteció en 1992, cuando Guus Hiddink -técnico del Valencia- obligó a sus aficionados a retirar símbolos nazis antes del duelo frente al Albacete.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.