www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

MotoGP. Jorge Lorenzo temió quedarse paralítico sobre la Honda

MotoGP. Jorge Lorenzo temió quedarse paralítico sobre la Honda
Ampliar
sábado 28 de diciembre de 2019, 19:09h
El piloto español se ha sincerado sobre su retirada del circuito profesional.

Jorge Lorenzo es un individuo sincero. No es dado a hablar demasiado por una timidez que ha ido aflojando, pero cuando expresa su opinión no teme las consecuencias y va a la raíz del asunto. Esta presunción, que se ha ido constatando a medida que iba quemando temporadas en la élite del motociclismo, se ha corroborado en una entrevista que ha concedido a la cadena británica 'BT Sport'.

En esa charla ha reflexionado sobre su retirada de la profesión que le ha visto alcanzar la gloria. Lorenzo ha afrontado, de lleno, los motivos por los que decidió terminar con su exitosa trayectoria. Cuando se encontraba batallando por hacerse con las riendas de la Honda y sacar lustre a su legado en 2020 tras un año plagado de dudas, lesiones e infortunios. Cabe destacar que días antes de comunicar su abandono definitivo había lucido optimismo en la presentación oficial del fabricante jaopnés, en Italia.

El tres veces campeón del Mundial de MotoGP y cinco en todas la categorías comenzó su narración de este modo: "Este año ha sido una combinación de cosas diferentes: accidentes, una moto que no se ajustaba a mi estilo, falta de motivación y paciencia para esperar otro año, y, especialmente, la edad (32 años)". "Las lesiones de espalda siempre son difíciles. Son graves, no son como una mano o un pie. En el peor de los casos, puedes quedarte paralítico. Sentí que tenía que ser más cauteloso, simplemente no quería caerme más", subrayó.

Se refería el balear a la lesión sufrida en la espalda cuando se cayó en el Gran Premio de los Países Bajos. En el circuito de Assen se fue al asfalto al perder el control en la curva siete y dio varias volteretas, sin poder controlar la inercia de su cuerpo. El resultado de quel incidente fue rotundo: se rompió las vértebras D6 y D8. Era la sexta caída del curso, se perdería las tres siguientes carreras. Pero, sobre todo, el susto le metió el miedo en el cuerpo. Y nunca pudo sacárselo.

En opinión del isleño, su progreso a lomos de la Honda era real hasta que se cayó en Barcelona. "En Le Mans fui cuarto en la segunda sesión de entrenamientos libres, a sólo tres décimas del más rápido. En la carrera quedé undécimo a 14 segundos del ganador, así que estaba menos de un segundo por vuelta. Luego, en Montmelo, pude avanzar al primer grupo en las dos primeras vueltas y estaba yendo muy rápido. Creo que podría haber terminado quinto o sexto en esa carrera, así que hubo una mejora", argumenta.

"Luego, en las pruebas de Barcelona tuve un accidente muy fuerte. Alberto Puig vio las fotos de mi caída y estaba preocupado. Desde entonces, he tenido miedo de lastimarme. Y sólo unos días después, ocurrió otra caída grave en Assen. En ese momento me pregunté qué estaba haciendo aquí. En casa me dije a mí mismo: 'Vamos, hay otra posibilidad'. Pero la verdad es que no pude encontrar la motivación después", confesó.

Su valentía para reconocer que el miedo le sacó del profesionalismo es culminado con esta manifestación: "Las lesiones aceleraron mi decisión. Sin ellas, me hubiera quedado y hubiera tratado de ser competitivo con la Honda. Es un proceso largo, pero si sigues corriendo, la confianza regresa. Así fue en 2008". "En mi año de debut tuve cinco lesiones graves. En la última me golpeé en la cabeza y no podía recordar nada. Cuando regresé iba muy lento al principio, pero lentamente las cosas fueron mejorando. Terminé segundo en 2009 y gané el título de 2010. Así que es posible volver al éxito, pero lleva tiempo", sentenció.

Eso sí, su competitividad no ha desendido desde que se bajó del 'Dream Team' español. La pasada semana Motorsport publicó que Lorenzo podría volver los circuitos de Europa como probador de la M1, paradójicamente para ayudar a Valentino Rossi -su compañero y rival en Yamaha-. Y este lunes La Gazzetta Dello Sport especificó que el balear podría, incluso, regresar en las probaturas que se desarrollarán en Sepang y participar como invitado en alguna carrera de 2020.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios