www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MMA

UFC. Jorge Masvidal se sabe de dulce y pide pelear contra Conor McGregor

UFC. Jorge Masvidal se sabe de dulce y pide pelear contra Conor McGregor
Ampliar
(Foto: Instagram: @thenotoriousmma)
martes 07 de enero de 2020, 19:05h
El luchador de origen latino ha protagonizado 2019 y se frota las manos ante una posible batalla millonaria contra el irlandés.

Jorge Masvidal se ha hecho gigante en los doce meses precedentes. Se ha convertido en una de las caras de referencia de la UFC, en el sentido comercial del concepto. Este peleador que dio sus primeros pasos en el patio trasero del fallecido Kimbo Slice, en batallas callejeras que le granjearon fama a través de Youtube, ha disparado su rendimiento hasta hacerse cabeza de cartel para el empresario Dana White.

Este crecimiento en su reputación constituye un renacer cercano a la barbaridad. Y es que hasta 2019 se tiró un año sin pisar el octágono. Empezó 2017 derrotando a Donald 'Cowboy' Cerrone por un KO devenido vía tormenta de golpes. Firmó la mejor actuación de la noche en aquella cita celebrada en Denver. Pero en esa misma temporada perdería por decisión dividida ante Demian Maia y por decisión unánime frente a Stephen Thompson, en el UFC 211 y UFC 217, respectivamente.

Esa dupla de decepciones congeló su progresión y le enterró dentro del ránking de contendientes del peso wélter. Le tocaba resetearse mental y físicamente. Arreglar la erosión arrastrada y prepararse para aprovechar sus últimas balas. Y lo hizo a la perfección, pues con 34 años se aupó a las portadas de los medios especializados en MMA (artes marciales mixtas, por sus siglas en inglés). Con todo merecimiento.

El 16 de marzo de 2019 regresó a la jaula y noqueó al británico Darren Till, firmando la actuación de la noche. Tres meses después, el 6 de julio, hizo historia de la UFC: noqueó al pomposo Ben Akren en cinco segundos. El rodillazo volador se erigió en el KO más rápido jamás visto en esa organización. Se llevó el premio a la actuación del UFC 239, como no podía ser de otro modo. Y en noviembre saboreó la pujanza de su nuevo estatus abrasando a Nate Díaz en la pugna por un cinturón especial, creado específicamente para hacer dinero. Se constituyó como el 'Hijo de Puta Más Duro'.

Y ahora, asentado en la cima, con 35 años, sabe que tiene la sartén por el mango a la hora de negociar y elegir su siguiente pelea con Dana White. Es un atractivo subrayado para la afición. Por ello, Masvidal ha apuntado al otro peleador que le puede deparar un millonario contrato. Este púgil de origen latinoamericano quiere medirse a un Conor McGregor que está a punto de volver de su jubilación anticipada.

Lo ha manifestado hace unas horas. Entrevistado por Ariel Helwani en el MMA Show, expuso lo siguiente al serle preguntada la pelea que le gustaría tener próximamente: "Sé que mi administración diría sin lugar a dudas, como yo también diría, la pelea contra Conor". "Iremos por el dinero, porque la pelea de Conor no siempre estará allí", manifestó, con una claridad rotunda.

Masvidal quiere exprimir su momento desde el prisma económico. El deportivo, según ha dicho, puede esperar. No obstante, la lógica estrictamente del octágono le haría merecedor ya de medirse por el título del peso wélter ante el campeón Kamaru Usman. Se la ha ganado. Pero, según sus palabras, "Usman siempre estará allí. Alguien siempre tendrá ese cinturón".

"McGregor es dos veces campeón de la división, tiene un historial impresionante y viene a pelear, así que en ese aspecto, sí quiero esa pelea. Y los dos nos vamos a vender donde sea que peleemos. Y habrá violencia. Pero si el tipo no quiere pelear, no soy un matón, así que 'haz lo tuyo'. Si no quiere esto, me importa una mierda. Así que, quieres pelear, no quieres pelear, pero no juegues conmigo. Lo quieres o no. Déjame en paz si no estás listo", argumentó.

El irlandés, que se encuentra en plena preparación para volver a la jaula el próximo 19 de enero ante Cerrone, ya ha mostrado su intención de pelear directamente ante Kamaru Usman por el cinturón. Se lo comentó a TheMacLife.com. Conor no ha vuelto a pelear desde que Khabib Nurmagomedov le acomplejara en Las Vegas, a finales de 2018. Pero ha decidido volver en un peso superior. Y allí se le cruza Masvidal y compañía.

El oriundo de Miami ha subrayado que estará en el T-Mobile viendo el regreso de McGregor de cerca, marcando territorio. "Sí, por qué no, si es un futuro oponente. Por qué no estudiarlo en un formato en vivo, ver pequeñas cosas que tal vez en la cámara no son evidentes. Hay cosas diferentes que definitivamente puedo aprender en el mundo real", razonó. Y se despidió aclarando que "(Conor) está hablando de que quiere la pelea por el título con Usman, ¿no? Yo estoy en el camino. Yo decido cuándo peleará Usman, con quién peleará, todo eso. Todo el mundo lo sabe. Él podrá ser el que tiene el cinturón de mierda, pero yo soy el que marca los golpes".

Sin duda, una pelea entre Masvidal -que lleva 16 años en las MMA profesionales- y McGregor alcanzaría una de las cotas más lucrativas de 2020 -excepción hecha del Khabib-Ferguson-. En coherencia, la sensación de 2019 está presionando al irlandés. Ha olisqueado dólares con el anuncio de la salida del retiro de Conor, mas el europeo ya ha avanzado que no tiene prisa por volver a organizar una pelea millonaria. La lucha dialéctica está servida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios