www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 7

Dakar 2020. Muere el piloto Paulo Gonçalves

Dakar 2020. Muere el piloto Paulo Gonçalves
Ampliar
domingo 12 de enero de 2020, 10:39h
El luso, de 40 años y que participaba en el rally por decimotercera vez, falleció en la etapa más exigente.

El deporte internacional ha quedado conmocionado este domingo. La fiesta que estaba resultando el Dakar 2020 ha quedado marcada para el resto de la edición. En el kilómetro 263 de la etapa entre Riad y Wadi Al Dawasir (Arabia Saudí) Paulo Gonçalves sufrió un accidente que acabó con su vida. El piloto de motos portugués, de 40 años, no pudo superar el impacto.

La organización había preparado para esta fecha el desafío más complicado. Un día después de la fecha de descanso desplegó el tramo cronometrado más largo de todo el rally, con 546 kilómetros de competición. La mala fortuna ha querido que el luso, en su decimotercera participación en el rally más duro del mundo, diera testimonio fatal de la exigencia a la que fueron sometidos los comparecientes.

Gonçalves competía este año estrenando la marca india de motos Hero, toda vez que abandonó a la japonesa Honda, con la que en 2015 quedó segundo del Dakar. Fue encontrado en estado inconsciente y presentaba una parada cardiorrespiratoria. Cuando fue atendido por el helicóptero de rescate de la organización ya era demasiado tarde.

Los médicos desplazados le practicaron maniobras de reanimación en ese mismo lugar, pero sin conseguir su objetivo. El piloto veterano sería trasladado al hospital de Layla -centro situado en la región de Riad- para certificar su fallecimiento. En el recuerdo, amén de su entrañable carácter, la mencionada segunda plaza de 2015, las tres oportunidades en las que concluyó el Dakar entre los diez mejores y el título en el Campeonato Mundial de Rally Cross-Country de la FIM (2013). También ganó el rally de Marruecos y dos etapas en el Dakar.

La tragedia pilló a los pilotos compitiendo. Uno de los que se percató de la gravedad del incidente fue el australiano Toby Price (KTM). El defensor del título en el pomposo rally, que viajaba en la tercera plaza de la clasificación general, se detuvo y asistió a Gonçalves. Sacrificó el sensacional ritmo que iba trazando para tratar de asistir, como fuera, a su colega. También se pararon el argentino Kevin Benavides (Honda) y el eslovaco Stefan Svitko.

Joan Barreda obtuvo la victoria provisional, pero la organización, que ha suspendido la octava etapa, la de este lunes, reintegraría el tiempo perdido a los tres pilotos que frenaron para asistir al compañero caído. Como resultado de esta acción solidaria, el argentino Benavides se constituyó como campeón definitivo de la dramática fecha. Inolvidable ya para todos los participantes de esta edición.

Hacía cinco años que no se registraba un fallecimiento en el Dakar. El último piloto en morir en el desarrollo de este rally fue el motociclista polaco Michal Hernik -se deshidrató-. Por ello, algunos de los protagonistas han compartido, con sinceridad, sus sensaciones. Señalando la peligrosidad excesiva de una ruta muy rápida, entre valles de arena y dunas rumbo al "Cuarto Vacío", una área de desierto de 650.000 kilómetros cuadrados prácticamente deshabitada. La que costó la vida a Gonçalves.

Carlos Sainz, que ganó y amplió su liderato, conoció el deceso cuando concluyó la ruta. "Es un día triste para el Dakar. Se queda un mal sabor de boca. Ya hemos visto que algo grave había pasado porque había mucha actividad en un sitio, con dos helicópteros. Mando un abrazo fuerte a toda la familia de Paulo", declaró antes de denunciar que "la etapa fue muy muy rápida, con algún cordón de dunas que bajó la media. La media de velocidad ha sido demasiado rápida para mi gusto".

Y Fernando Alonso, que en su caso volvió a rendir entre los diez más rápidos, confesó lo siguiente: "Es la misma gente que está aquí contigo compitiendo en la carrera por pasión, por ganas de hacerlo bien, y no sólo compartes la etapa, también momentos en el campamento y en las reuniones. Cuesta creer que pasen estas cosas, te dejan con pocas ganas".

El asturiano aseguró quedarse "helado" cuando conoció la noticia al bajarse del coche. "Es muy difícil pasar página porque es un deporte, pero la vida está por encima de cualquier cosa, y no por ser el Dakar o una carrera dura hay que pasar página", prosiguió antes de analizar que "en cada etapa y en cada test corres riesgos. Es una modalidad arriesgada a lo desconocido, no solo por el terreno que te vas encontrando, sino también por los sitios que pasas, que suelen ser inhóspitos y no tiene quizá las comodidades de un circuito o de otra modalidad más controlada". "Cualquier cosa que ocurra en la etapa no hay un comisario a diez metros de ti. Eres consciente del peligro y siempre intentas tenerlo bajo control, pero en el mundo del motor nunca vas a poder tenerlo al 100%", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.