www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

¿Están Neymar y Mbappè forzando su salida del PSG?

¿Están Neymar y Mbappè forzando su salida del PSG?
Ampliar
domingo 02 de febrero de 2020, 16:28h
Ambos jugadores se están envolviendo en problemas de actitud que van en detrimento de su continuidad en el club francés.

La tensión en el seno del Paris Saint-Germain se ha disparado en estas semanas. Tras el sofocón que sacudió a su hinchada en el mercado estival, con el intento de vuelta a Barcelona de Neymar -hijo y padre-, todo aparentaba que las aguas volverían a calmarse. Pero la realidad ha demostrado que sus dos grandes estrellas, los pilares del proyecto que Catar usa como muestra de apertura al mundo, siguen alimentando los rumores sobre sus presuntas intenciones de cambiar de aires.

Este mismo sábado, con un triunfo por 5-0 frente al Montpellier, Kylian Mbappè y 'Ney' desataron nubarrones oscuros. El primero de ellos protagonizaría el enésimo desaire hacia su entrenador, Thomas Tuchel. Jamás, desde que el alemán se hizo con las riendas del vestuario francés, conectaron preparador y delantero. Así lo cuenta el entorno del futbolista.

Y este fin de semana todo saltó por los aires. Imposibilitando el maquillaje. Mbappè fue sustituido por Mauro Icardi y reaccionó a esa decisión de su jefe desarrollando un incidente que se registraría al instante. La perla del fútbol galo e internacional se iba al banquillo en el minuto 69, tras haber anotado un tanto y con el duelo decidido. Lo hizo con un encontronazo.

Tuchel, en sala de prensa, dejó claras las cosas. "Soy el entrenador. Alguien tiene que decidir quién sale y quién entra y ese soy yo. Kylian es muy inteligente, sabe lo que está haciendo. Estas no son buenas imágenes. No es bueno, porque abre discusiones. Nuestro grupo es muy profesional y está muy concentrado y este tipo de imagen da otra impresión y es una pena", analizó.

"No estoy enojado, estoy triste. Le expliqué por qué hice esto (suplirle). Seguirá así, continuaré decidiendo las cosas deportivamente. No jugamos al tenis, jugamos al fútbol, tenemos que respetar a todos", remató un entrenador contrariado que, de momento, cuenta con el respaldo de la directiva catarí. En plena batalla contra un Mbappè que poco a poco ha ido deshaciendo su imagen de 'chico bueno'. En su estancia parisina desde que llegara Tuchel su comportamiento se ha tornado problemático.

Precisamente, el 7 de diciembre ante el Montpellier, Mbappè volvería a discutir en público con Tuchel. Por aquel entonces, el técnico advirtió al jugador de las consecuencias que le conllevaría no respetar sus decisiones. Sólo tres días antes, el delantero también evidenció su enfado al ser sustituido cuando restaba un cuarto de hora para el final. Una vez más, por Icardi. El asunto es que desde que arrancara el curso ha planeado sobre el astro en ciernes la nebulosa del interés del Real Madrid.

Es por ello que este último episodio ha cobrado una dimensión tremenda en Francia. Las críticas hacia Mbappè se amontonan y ya está siendo tildado de "egoísta" y de sentirse "endiosado". El campeón del Mundial 2018 ha repetido, en diversos actos durante 2019, que nunca se sabe lo que puede ocurrir en el futuro. Dejando la puerta abierta a salir del PSG para comparecer en algún club con mayor solera y posibilidades de competir por la gloria en la Liga de Campeones. Porque la Ligue 1 se le ha quedado muy pequeña.

Esto último lo comprendió Neymar casi desde que aterrizó hace años en París. El fútbol francés no le iba a aportar nada más que millones de euros. En el plano deportivo, sus lesiones inoportunas y recurrentes han mermado al equipo en los anhelos continentales. Y el que fuera capitán de la selección de Brasil ha emitido vaivenes en cuanto al compromiso profesional desde bien temprano. Hasta que, como se ha dicho antes, en el verano del pasado año proclamó que su único pensamiento era volver a compartir camarín con Lionel Messi.

Hubo de trabajar para revertir la repulsa que generó en los ultras y aficionados parisinos. Y lo ha conseguido, en parte. Más allá de infortunios anatómicos, está resplandeciendo y resultando decisivo. Mostrando con hechos que está realmente comprometido con lograr los mayores éxitos en la capital gala mientras permanezca en ella.

Pero se acerca su cumpleaños, fecha en la que siempre se ha permitido cierto desorden -también en Can Barça-, y el excelso regateador quiere seguir gozando de la libertad de siempre para festejar su aniversario. Ya ha trascendido que su 28º cumpleaños, que se celebrará este domingo, no iba a desarrollarse con los desmanes faraónicos de precedentes citas. Quién sabe si por orden de la directiva catarí o porque el jugador está inmerso en una batalla por mejorar su imagen y profesionalidad.

Tuchel fue preguntado por el caso en sala de prensa. "El cumpleaños de 'Ney' es una distracción. Está claro. Siempre protegeré a mis jugadores porque son mis jugadores y los quiero mucho. Prefiero hablar internamente si tenemos cosas complicadas y críticas que decir, prefiero hacerlo internamente. El enfado de Kylian de hoy o el cumpleaños de Neymar son cosas que dan la imagen de que no somos serios. Da la impresión de que no estamos concentrados al 100% y que no somos profesionales. Es una pena", argumentó.

Ante de la publicación de estas palabras del técnico alemán, Neymar en persona protagonizaba un incidente que ha impactado en el país. Por un motivo familiar al Barcelona y a LaLiga española. En el primer tiempo de la goleada de este sábado, el jugador brasileño ejecutó una lambretta, un regate que puede ser interpretado como falta de respeto al oponente. No obstante, así lo interpretó el colegiado, que le mostró amarilla. El delantero, ofuscado, protestaría con dureza al árbitro. Y en el descanso se encaró con el cuarto árbitro. Por ende, se puede enfrentar a una sanción histórica.

Esta red de acontecimientos particulares, acumulados a 16 días del inicio de la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones -ante el Borussia Dortmund-, han puesto en cuestión a la autoridad de Tuchel y, en concreto, a la voluntad de continuar en el PSG de sus dos atacantes indispensables. Asimismo, el caos se ha completado con Edinson Cavani reclamando que le dejen salir del club. "Hay peores cosas en la vida que ser delantero del Paris Saint-Germain y quedarse", zanjó el entrenador al respecto. El trabajo extradeportivo rebosa en su mesa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios