www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Rafa Nadal y Federer se unen para batir un récord solidario

Rafa Nadal y Federer se unen para batir un récord solidario
Ampliar
viernes 07 de febrero de 2020, 22:25h
Los dos astros jugaron un partido en Sudáfrica ante casi 52.000 espectadores. Un aforo nunca visto en la historia de este deporte.

Roger Federer y Rafael Nadal han dado un toque especial a su rivalidad histórica dentro del deporte internacional. Amén de jugarse multitud de Grand Slams, ya había formado pareja en la Laver Cup y en eventos de exhibición. Pero este viernes se citaron en Sudáfrica con un motivo claro: recaudar más de un millón de dólares para que la fundación del legendario suizo pudiera asentar sus proyectos educativos en el sur africano. Y, de paso, batir el récord de más asistencia a un partido de tenis.

Pues bien, la dimensión de ambos jugadores atrajo al denominado "The Match in Africa" a 51.954 espectadores que se congregaron en el estadio de fútbol de Ciudad del Cabo. Una cifra que constituye una plusmarca y que, además, granjeó a la Roger Federer Fundation en torno a 3,5 millones de dólares de recaudación. Por ende, el éxito de esta cita, en la que participaron también el magnate Bill Gates y el cómico Trevor Noah, fue rotundo.

Nadal ya sentía algo especial durante la sesión de calentamiento. "Va a ser una noche muy especial y poder compartirla con Roger aquí en Sudáfrica y jugando para su fundación lo hace aún más único (...). Vamos a intentar disfrutarlo en cada momento e intentar hacer un partido que sea bonito para los espectadores", declaró el mejor deportista español de todos los tiempos. Y su homólogo suizo, que precisó que su madre es sudafricana, explicó que la fecha era "mágica".


Precisamente, Lynette Federer fue la encargada de lanzar la moneda que decidiría el orden del servicio en el primer capítulo de la noche. Se trataba de un partido de dobles en el que Federer formó pareja con el cerebro informático y Nadal hizo lo propio con el presentador de The Daily Show. Y dieron la talla los dos invitados, si bien Bill Gates apuró para apuntarse el envite por 6-3. Mas, el buen ambiente entre el jugador español y el comunicador haría las delicias de la tribuna.

Asimismo, la organización intercalaría la actuación del Coro Juvenil Ndlovu. Las intervenciones de esta formación musical en los descansos causaría sensación por medio de sus sensacionales interpretaciones, con un claro toque africano, de grandes éxitos mundiales. En cambio, la atención recayó con celeridad en el tenis cuando se presentó el que sería el principal reclamo: ver un partido entre Nadal y Federer en el África subsahariana.

En esta oportunidad sortearía el primer servicio el capitán de la selección sudafricana de rugby, Siya Kolisi. Este icono del país del que Federer recuerda momentos entrañables de su infancia regaló al nacido en Basilea una camiseta de los Springboks. Con las decenas de miles de espectadores ovacionando la escena. Y de vuelta al deporte, que era lo de menos con rotunda claridad, Roger venció por 6-4, 3-6 y 6-3.

Nadal y Federer, oponentes que han devenido en amigos, brindaron al público del Cape Town Stadium -recinto que acogió algunos partidos del Mundial de fútbol de 2010, ganado por España- un espectáculo que mereció la pena y llenó de orgullo a los asistentes. No en vano, este anochecer sudafricano representó un hito en todos los sentidos. Y un privilegio para los ciudadanos que pudieron entrar en el estadio de Ciudad del Cabo, tras viajar, incluso, centenares de kilómetros para llegar a tiempo de poder ver a estos dos colosos de cerca.

La serie de partidos "Match for Africa" había cononido cinco partidos previos, siempre organizados por la fundación de Federer. Pero sólo esta vez se jugó en territorio africano. "Finalmente en África, siento que tardara tanto, esto significa un mundo para mí", proclamó Roger, micrófono en mano, antes de remangarse para ganar a Nadal. Y el zurdo sin igual respondió que estaba viviendo un momento "inolvidable" que esperaba ayudase a los niños que están desprovistos de oportunidades sólo por el mero hecho de haber nacido en el lugar en el que lo han hecho.

Esta fue la guinda de una jornada en la que ambos tenistas participaron de una exhibición escueta frente al Ayuntamiento de la ciudad, mirando hacia la renombraba Montaña de la Mesa. Y, además, intervinieron en un acto con niños de cinco años oriundos de los "townships" (antiguos guetos) de las afueras de Ciudad del Cabo. Con los pequeños, Nadal y Federer jugaron a juegos como "Simon dice" -poniendo en relieve la educación universal- y leyeron cuentos. En una experiencia enriquecedora para todos los que estuvieron presentes, de un modo u otro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios