www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MMA

UFC. Se desinfla el globo: Khabib cierra la puerta a la revancha contra McGregor

UFC. Se desinfla el globo: Khabib cierra la puerta a la revancha contra McGregor
Ampliar
(Foto: Instagram: @khabib_nurmagomedov)
sábado 08 de febrero de 2020, 16:18h
El daguestaní rompe con la voluntad del irlandés y de Dana White. Apunta hacia Ferguson y Mayweather.

La agenda de Khabib Nurmagomedov, el campeón invicto del peso ligero de la UFC, tiene por delante una pelea colosal ante Tony Ferguson, quizá el luchador más completo al que jamás se haya enfrentado en la compañía estadounidense de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés). Esta es una guerra muy esperada, tras cuatro cancelaciones a lo largo de los años -debido a las distintas lesiones que han ido sufriendo ambos peleadores-. Se celebrará el 18 de abril en Brooklyn.

Pero todo el mundo cercano a este deporte de contacto conoce las intenciones de Dana White, el arquitecto que ha llevado a esta disciplina híbrida al techo como fórmula de negocio. El directivo quiere batir el récord de ingresos que registró su empresa en 2019 y ha empezado a sembrar la cosecha con el regreso pomposo de Conor McGregor, quien ha salido de la jubilación que se impuso tras caer a finales de 2018 ante el daguestaní.

El renacer del irlandés, que arrasó a Donald 'Cowboy' Cerrone en el UFC 246 -y en el peso wélter-, le ha colocado casi en el centro de la escena del interés deportivo. Pero, lo que es más importante para White: le ha resituado como protagonista desde el prisma monetario. Superando a nombres gruesos como Jon Jones -que compite este sábado en la defensa de su leyenda- o el bandarra llamado Jorge Masvidal -que se salió en la temporada pasada, subiendo enteros para llegar a pelear con Kamaru Usman y ganando el popular cinturón al 'Hijo de Puta más Malo' frente a Nate Díaz.

El caso es que Dana se frota las manos desde que Conor le comunicó que entrenaría para volver al octágono. Y planeó la siguiente hoja de ruta al deportista y a las masas: si 'The Notorious' ganaba en su regreso, automáticamente estaría en las quinielas para formar parte de una pelea de índole millonaria. Bien en la senda hacia el cinturón de Usman en el peso wélter, bien en el camino punzante hacia una revancha ante Khabib o hacia un estreno frente a Ferguson -si éste gana al imperial ruso en la mencionada UFC 249, de abril-.

Desde que arrancó febrero, el mandatario de la UFC está acelerando en su labor de alimentar el interés en McGregor. Con las negociaciones sobre la mesa para un Usman contra Masvidal -por el título- en julio, el presidente de la compañía ha subrayado el hueco idílico para que germinen los millones de dólares de nuevo. Preguntado sobre contra quién ve peleando la próxima vez al zurdo europeo, expuso en el programa de Jim Rome lo siguiente: "Probablemente, frente al ganador del Khabib contra Ferguson".

"A McGregor se le vio mejor que nunca (en su vuelta del pasado enero). Su cabeza está en el lugar correcto. Mental, física y emocionalmente está listo para rodar. No puedo esperar hasta su próxima pelea. En cuanto al 'Cowboy', para la gente que dijo que le pareció que se tiró, él es uno de los mejores, uno de los más duros. Pero esa noche apareció McGregor y le atravesó como un tren de mercancías", argumentó White, cebando a su estrella recién recuperada.

Así las cosas, sólo parecería buscar una fecha que concuerde a Khabib para cerrar una revancha más que ansiada por el aficionado, tras la rivalidad explosiva que coronó en el 229 mítico de Las Vegas. Teniendo en cuenta que el daguestaní dejaría pasar el verano para volver a enfundarse los guantes. Y en una charla en MMAJunkie, Dana volvería a hacer hincapié en la predisposición de colocar al irlandés en el cartel más grande, en cuanto se pueda.

Incluso ha llegado a susurrar que si Nurmagomedov o Ferguson vuelven a fallar a la hora de acudir a su combate fijado -la que sería la quinta vez en que se trunca este evento-, Conor no tendría problema en asomar y medirse a cualquiera de los dos peleadores que han dominado el peso ligero en estos años. "Conor, ahora, está pensando en si la pelea entre Tony y Khabib sucederá. Él quiere acceder a uno de esos lugares. Entonces, vamos a ver cómo se desarrolla", deslizó el dirigente. Si hay lesión previa al duelo, el 'money maker' por excelencia de la UFC será insertado y la pelea se hará.

Pero no contaba White, quien ha descartado que el europeo lo intente en el peso wélter -más allá de usar esa división para volver a competir tras casi año y medio sin luchar- con la opinión de Khabib y de su entorno. El ruso tiene claras sus preferencias y considera que dentro de la historia que quiere escribir en las MMA no cabe una revancha contra aquel que insultó a su padre, a su religión y a su mujer. Aquella es una página cerrada, pues viaja en un intento de implantar el respeto propio de las artes marciales en la UFC, como ya hizo en el envite ante Dustin Poirier (7 de septiembre pasado).

Y, por si fuera poco este motivo para un deportista de los valores de Nurmagomedov, él mismo ha aclarado al personal que Dana está tratando de convencerle, defienda su 28-0 con éxito o no. "¿Quieren darme 100 millones de dólares por golpear a ese idiota otra vez? Yo creo que no es algo racional. Hay muchos deportes en los que puedes invertir ese tipo de dinero", proclamó. Y, de inmediato, explicó que "me sorprende que la gente me siga preguntando por una revancha (con McGregor). Hice todo lo que quise a él, incluso se rindió. ¿Cómo puedo incluso hablar sobre una revancha? Todos vieron lo que pasó en el octágono. Controlé la pelea en cada paso". Considera al irlandés como un atleta inferior. Que no desafiaría su invicto ni inflaría su legado.

Por otro lado, es sabido que el padre de Khabib ha dejado caer un interés por enfrentar a su hijo con Floyd Mayweather, en una tratativa por hacer saltar la banca, ahora que todavía está en plenitud el púgil ruso de 31 años. Aunque Ali Abdelziz, mánager de Nurmagomedov, declarara a TMZ que ha recibido una suculenta oferta para que su cliente vuelva a vérselas con Conor, la diana está colocada en el boxeador. Desde Arabia Saudí le han ofrecido 100 millones de dólares para boxear con el estadounidense en territorio saudita.

Desde que Mayweather anunciara que volvía a la competición (con 42 años), Khabib y su padre le han tentado y el boxeador ha respondido a través de las redes sociales. Mas, hay un impedimento considerable para que Nurmagomedov consiga pelearse por esa barbaridad de dinero con Floyd en la nación árabe. La WME, propietaria de la UFC, devolvió el patrocinio de 400 millones que había efectuado el Ejecutivo saudí tras el asesinato del periodista Jammal Khashoggi. Quizá si alguno de los amigos ricos de Abu Dhabi, que convencieron a White para llevar allí la pelea con Poirier, ponen sobre la mesa semejante millonada se estaría hablando con mayor certeza del asunto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios