www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA HISPANIZACIÓN DE ESTADOS UNIDOS

viernes 15 de agosto de 2008, 21:10h
En treinta años, los hispanos superarán el 30% de la población de Estados Unidos. A final de siglo, los hispanos o descendientes de his-panos constituirán la mitad de la población norteamericana. Estados Unidos es ya la segunda nación hispanohablante del mundo por detrás de México y por delante de España. La Historia vuelve a su cauce. Un tercio del territorio norteamericano –Alaska incluída- perteneció a España y fue colonizado por españoles. Si, tras la independencia, México no hubiera perdido varios de los territorios de la Nueva España, hoy contaría con la agricultura de California y con el petróleo de Texas. Y disputaría el liderazgo mundial a las primeras potencias de América, Europa y Asia.
Las cifras son muy tozudas y se carcajean del voluntarismo. Una cosa es lo que los americanos del English only les gustaría que fueran los Estados Unidos y otra la realidad. En solo treinta años, el 30% de la población norteamericana será hispana; el 15%, negra; el 10% asiática. Los políticos sagaces aceptan ya la nueva realidad. Hoy no se pueden ganar las elecciones en Estados Unidos sin contar con el voto hispano. Zapatero anda chupándose el dedo, deslumbrado ante el caudillo bufón Chávez, cuando debería emplearse a fondo por influir sobre la minoría hispana. España puede ser condicionante en las elecciones de la primera potencia del mundo.
Recuerdo muy bien un día en que reproché a Emilio Azcárraga que no dedicara más tiempo y esfuerzos a Iberoamérica. “El producto interior bruto de la minoría hispana en Estados Unidos y su poder adquisitivo –me dijo- son superiores a los de todos los países de habla española en América”. Los sociólogos norteamericanos estudian a fondo el desarrollo de la población americana y lo diseccionan para asombro de los anglosajones que, en unas décadas, quedarán en minoría.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.