www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ronaldinho y los pasaportes falsos: el astro ahonda en su caída a los infiernos

Ronaldinho y los pasaportes falsos: el astro ahonda en su caída a los infiernos
Ampliar
sábado 07 de marzo de 2020, 22:47h
El mito del fútbol brasileño ha sido arrestado, junto con su hermano, en Paraguay.

Ronaldinho Gáucho puede considerarse, sin temor a cometer una equivocación, como la semilla que constituyó un punto de inflexión en la historia del Barcelona. El elemento necesario para que la mentalidad y el estado de ánimo de ese club brotaran, con el tiempo, en una explosión de fútbol que le condujo a ganar el 'Sextete' y a constituirse en una referencia histórica del juego de ataque. El fichaje del talentoso brasileño, desde el PSG, inyectó color a la depresión culé y cosecharía la segunda Liga de Campeones de la institución azulgrana.

Los galardones de la FIFA y el Balón de Oro discurrían en paralelo a los éxitos colectivos. Con Brasil lo ganó todo: Mundial, Copa América y Copa Confederaciones. Con el Barça, dos Ligas y dos Supercopas. Su sonrisa se celebraba y reconocía también en el Santiago Bernabéu. Hasta que el futbolista exquisito, que rendía tributo a la vertiente artística del balompié en cada fecha, fue cediendo terreno al joven millonario de apetencia nocturna y festiva. De compañías nocivas desde el prisma del profesionalismo de élite.

Pep Guardiola le extirpó -a él y a Deco- de su proyecto en cuanto llegó. Algo vería el entrenador legendario para sacar a semejante coloso del vestuario que se volvería icónico con el paso de las temporadas y los títulos. Y es que, poco a poco, se subrayarían los síntomas que acercaban a Ronaldinho a Diego Armando Maradona, como unían a Zidane y a Lionel Messi. En la manera en la que entendían el fútbol y en la que se conducían fuera de los terrenos de juego. Así, pasaría 'Dinho' todavía por el Milan para ganar un Scudetto y culminaría su currículum con la Copa Libertadores, cuando vestía la camiseta del Atlético Mineiro.

Mas, el único futbolista que jamás haya combinado en sus vitrinas el Mundial, la Champions League, la Copa Libertadores y el Balón de Oro iría apilando páginas y páginas relativas a su carrera nocturna desde que decidió dejar de correr en su último año en Barcelona. Su andadura desnortada -si se encuadra en la vida de un referente del fútbol en activo- rápidamente eclipsó a su jerarquía sobre el verde. Y acabaría recalando en entidades como el Querétaro, club financiado por el narcotráfico mexicano -según se ha declarado en el juicio neoyorquino al 'Chapo' Guzmán-.

Incluso su nombre salió en una investigación relacionada con el tráfico de drogas en Brasil. Fue en 2008, tras haber dejado la Ciudad Condal y aterrizar en Milán. Por aquel entonces, las autoridades brasileñas detuvieron al narco Richard Alex da Silva Martins 'Gigi' en un domicilio propiedad de Anderson, futbolista en esa época del Manchester United y amigo de Ronaldinho. El Ministerio Público recalcó que en dicha operación sería arrestado uno de los capos de la "mayor y más organizada" banda de narcotraficantes de la capital del estado de Río Grande do Sul, que actuaba en la favela Vila Maria da Conceição. En torno a 200 agentes participarían en unas pesquisas que confluyeron en 31 detenciones y en la aprehensión de un gran volumen de dinero y de estupefacientes. Y, además, se registró una conversación en la que los dos futbolistas mencionados charlaban sobra una fiesta compartida con el narco caído.

A partir de ahí, el nombre llamado a asentar en la cima de su compatriota Pelé descendería a los infiernos. Hasta descubrirse siendo protagonista de episodios poco edificantes y que le enfrentan a la Justicia de su país. El relato se remonta a 2015, cuando él y su hermano Roberto -su mano derecha- fueron condenados por la construcción de una plataforma de pesca y un muelle para atracar barcos en un área preservada de su ciudad natal, Porto Alegre. Se negaron a cumplir la sentencia por un delito ambiental y pagaría casi unos dos millones de dólares. Por esa actitud, en 2018 se les retiraría el pasaporte a ambos.

Le serían embargados, entre otros bienes, varios vehículos de alta gama, una obra de arte y un total de 57 inmuebles. Asimismo, llegó a arrastrar una deuda millonaria con la Alcaldía de Porto Alegre por el impago de impuestos. Se convirtió, según la Fiscalía, en el mayor deudor de la capital del estado de Río Grande do Sul. Zanjó la cuestión abonando la cifra reclamada en cerca de un centenar de cuotas. Y, como guinda, en la actualidad le persigue una acción civil colectiva que demanda unos 135 millones de dólares por daños morales y materiales.

Ronaldinho habría ayudado a promover una estafa piramidal. Este juicio, que tiene pendiente, le cuenta como sospechoso de haber participado en una estafa a través de la compañía "18kRonaldinho", que ofrecía falsas ganancias del 2 % al día a quienes invirtieran un mínimo de 30 dólares en monedas virtuales (bitcoin). "Mercado digital de CRIPTOMONEDA ahora en 18kRonaldinho, con imagen y credibilidad de los mayores jugadores de todos los tiempos. Ganancias de hasta el 2 % al día, pagos de hasta 400 % del capital invertido", reza el anuncio que le ha empujado a testificar en la Cámara de Diputados de Brasil. El ex futbolista figura como "embajador" de la empresa que habría estafado a unas 150 personas.

Y, en medio de esta maraña, Jair Bolsonaro le nombraba representante del turismo brasileño -aunque no tuviera pasaporte-. Además, en el pasado diciembre, el excelso mediapunta ofreció una cara desagradable en México. Estaba convocado a un duelo de exhibición en el Estadio Centenario de Morelos, Estado del que es Gobernador el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco. Firmó un contrato que le obligaba a jugar un par de partidos. Pero su actitud dejaría mucho que desear. Y es que en Cancún, en un encuentro llamado "por la paz", se negó a salir al campo hasta que no le pagarán los 300.000 dólares acordados. Los aficionados esperarían hora y media. Dejando un recuerdo que retrató el contraste entre su magnetismo futbolístico y su desarrollo personal.

Finalmente, 'Dinho' ha pasado la noche de este sábado en una cárcel paraguaya. Fue capturado por las autoridades de esa nación con documentación falsa. Estaba citado para acudir a un evento solidario, ligado a un fundación benéfica, pero lo hizo con un pasaporte falso. Agentes policiales le sacaron de un hotel cinco estrellas a las afueras de Asunción y le llevaron, a él a y su hermano, ante los tribunales. Esto ocurrió el jueves. Este sábado fueron definitivamente arrestados, toda vez que el juez elevara su caso a la Fiscalía General del Estado.

El Departamento contra el Crimen Organizado les ha metido en la causa de uso de documentos de contenido falso. Una trama por la que fueron conducidos a la Agrupación Especializada, una sede policial de Asunción que también funciona como cárcel y acoge a narcotraficantes y políticos implicados en casos de corrupción. También se le imputa asociación criminal y se han registrado otros tres arrestos. El horizonte amenazaba nublado cuando llevaba la casaca blaugrana y en el presente se ha corroborado tal percepción. Tras volver a pasar por el juez, ha recibido el estatus de preso preventivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios