www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

"Los futbolistas en Inglaterra eran tratados como conejillos de indias con el coronavirus"

'Los futbolistas en Inglaterra eran tratados como conejillos de indias con el coronavirus'
Ampliar
domingo 15 de marzo de 2020, 19:28h
Wayne Rooney también ha alzado la voz contra la gestión de la amenaza del coronavirus efectuada por la Premier y Boris Johnson.

El enfado de algunos futbolistas que compiten en Inglaterra es notorio. La actitud de la Premier League, que apuró hasta el último momento para cancelar sus partidos, ha colmado de indignación a nombres tan gruesos como Wayen Rooney. El icono del Manchester United y de la selección nacional, que en la actualidad milita como entrenador-jugador del Derby County, se ha despachado este domingo contra las autoridades británicas.

Lo ha hecho en un artículo publicado por el diario The Times. "¿Por qué esperamos al viernes? ¿Por qué Mikel Arteta tuvo que enfermar para que Inglaterra tomara la decisión correcta?", comienza en su reflexión el delantero talentoso que no se explica la relajación con la que Boris Johnson y su equipo de Gobierno se han tomado la amenaza del coronavirus.

Se refiere con esos cuestionamientos Rooney a que las medidas serias, y la suspensión del fútbol, se tomaron toda vez que el pasado 13 de marzo se conociera que Mikel Arteta, entrenador español del Arsenal, estaba contagiado por el virus de Wuhan. Horas antes de la publicación de dicha noticia, la empresa que gestiona el desarrollo de la liga inglesa había confesado que no encontraba motivos para que se detuviera el balompié. Incluso, para que no se compitiera sin público.

"Para los jugadores, el staff y sus familias, la semana ha sido preocupante. Hemos sentido una falta de liderazgo del Gobierno, la FA (federación inglesa de fútbol) y la Premier League. Después de la reunión de emergencia, finalmente se tomó la decisión correcta. Hasta entonces, casi parecía que los futbolistas en Inglaterra eran tratados como conejillos de indias", ha denunciado en su texto.

Y ha proseguido su análisis por escrito afirmando que no hubiera perdonado jamás la inacción gubernamental si el virus hubiera afectado a algún miembro de su familia porque él hubiera tenido que seguir jugando al fútbol. Añadió, asimismo, lo siguiente: "El resto del deporte se estaba clausurando y se nos dijo que continuáramos. Creo que muchos futbolistas se preguntaban: ‘¿Tiene esto que ver con el dinero?’. Afortunadamente, el fútbol finalmente tomó la decisión correcta y tuvimos que suspender. Si la vida de las personas está en peligro, debe ser lo primero".

Por último, Rooney se mostró más comprensivo con las posibles soluciones al brete. "Nos encantaría jugar hasta septiembre si la temporada continúa. Es nuestro trabajo. Mientras sepamos que tendremos seguridad para jugar y que es un ambiente seguro para los espectadores, jugaremos. El próximo Mundial tendrá lugar en noviembre y diciembre de 2022, por lo que realmente se puede aprovechar esta situación para terminar la temporada 2019-2020 más tarde. Y luego nos prepararíamos para 2022 comenzando las próximas dos temporadas en invierno", finalizó.

Por otro lado, los testimonios del fútbol italiano no cesan de emanar. La situación provocada por el brote de coronavirus en el país transalpino se ha tornado en tragedia y poco a poco va afectando a los miembros destacados del calcio. En esta jornada ha hablado Cesare Prandelli, antiguo seleccionador nacional y uno de los entrenadores más prestigiosos del panorama balompédico en el Bel Paese.

Sus palabras han resultado tan claras como rotundas. "Estoy perdiendo amigos. Es algo dramático, especialmente para los miembros de la familia que no han podido estar cerca de ellos en los últimos minutos", ha lamentado en una conversación con la Radio Lady. "La mayoría de los miembros de mi familia, tíos y primos, dieron positivo por el coronavirus, pero les está yendo bien y yo estoy en casa", expuso.

Y señaló que "todos tenemos que mantenernos enfocados y hacer pequeños sacrificios para que esto termine rápidamente". "Quizás la naturaleza nos está diciendo que todos nos movemos demasiado rápido", concluyó el técnico. Prandelli, que ha tomado la decisión de jubilarse temporalmente del fútbol tras dirigir al Genoa el pasado curso, tiene 62 años y su preocupación, ante semejante contexto, ha sido escuchada en su país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios