www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

España cierra sus fronteras y Europa el espacio Schengen

España cierra sus fronteras y Europa el espacio Schengen
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL/Efe
lunes 16 de marzo de 2020, 16:50h
Solo tendrá acceso los ciudadanos españoles y residentes en España.

El Gobierno ha acordado restablecer los controles en las fronteras terrestres y desde esta medianoche solo permitirá el acceso al país a los ciudadanos españoles, residentes en España, trabajadores transfronterizos, a quienes acrediten causas de fuerza mayor o situación de necesidad y al transporte de mercancías.

La medida, que estará en vigor hasta que concluya el estado de alarma, la ha anunciado este lunes en rueda de prensa el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras participar por videoconferencia en un Consejo con los titulares de Interior y de Sanidad de la Unión Europea: "El objetivo no es otro que proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos y contener la expansión del coronavirus".

Marlaska ha dejado claro que las restricciones no tendrán efecto en el transporte de mercancías para asegurar la continuidad de la actividad económica y preservar la cadena de abastecimiento y ha apuntado que tampoco afectará al personal diplomático acreditado en España, siempre que hagan desplazamientos vinculados a sus funciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hablado tanto con el presidente francés, Emmanuel Macron, como con el primer ministro portugués, António Costa. Según ha explicado el titular de Interior, la decisión adoptada por España supone la activación del articulo 28 del código de fronteras de Schengen, que permite restablecer controles en situaciones como las que define el real decreto que ha establecido en el país el estado de alarma y que abre la puerta a imponer restricciones de movilidad.

Se estudiará si es necesario la participación de efectivos militares para el control de las fronteras, ha añadido Marlaska y ha destacado la cooperación existente entre todas las instituciones del Estado y la colaboración con las policías autonómicas. Además, sobre adoptar medidas más restrictivas en el tráfico aéreo o marítimo, ha dicho que se considerarán todas las actuaciones que sean "necesarias y precisas", pero siempre bajo los criterios de "proporcionalidad, necesidad e idoneidad".

El titular de Interior ha garantizado que los países de la Unión Europea están unidos ante esta crisis de salud pública con el propósito de "doblegar la curva de personas infectadas" por el COVID-19.

La UE cerrará las fronteras este martes

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que se van a cerrar las fronteras exteriores de la UE durante 30 días para todos los viajes no esenciales. Se restringe así el acceso a los países de la Unión Europea desde el exterior para contener la expansión del coronavirus. La medida la abordarán los líderes de la UE en su cumbre por videoconferencia de este martes.

Sí de permitirá la entrada en territorio comunitario de ciudadanos de la UE o residentes de larga duración que regresen a casa, así como para miembros de su familia y del personal diplomático destinado en la UE. Se hace extensible la excepción al personal sanitario o científicos que estén trabajando en una cura y a personas que trabajen en un país vecino y deban cruzar la frontera para ello.

También se permitirá la entrada para el transporte de bienes, "para asegurar el suministro, incluyendo cosas esenciales como productos farmacéuticos o comida", según explicó von der Leyen, que aclaró que este límite podría ser prolongado si es necesario.

Bruselas entiende que para que la restricción sea efectiva, tendría que ser aplicada del mismo modo por los cuatro países no comunitarios que forman parte del espacio de libre circulación Schengen: Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein. La medida debe ser aprobada por cada uno de los Estados miembros, señaló Michel.

El Gobierno alemán ya confirmó el cierre de fronteras con la reintroducción de controles con Francia, Austria, Suiza, Luxembrgo y Dinamarca por el coronavirus. Por otra parte, Portugal ha anunciado que restrige la circulación en la frontera con España para la actividad turística y de ocio hasta Semana Santa, manteniendo el transporte de mercancías y el flujo de trabajadores transfronterizos.

De este modo, comienza a cuestionarse el Espacio Schengen por el coronavirus, en una decisión inédita para los países que lo forman. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, mantiene este lunes una reunión para decidir si cierra las fronteras con otros países europeos junto a otros ministros del ramo europeos.

Grande-Marlaska ha dicho este lunes que "es una posibilidad real" que España cierre sus fronteras para luchar contra la expansión del coronavirus.

Así lo ha declarado en la cadena SER antes de participar en una reunión de los ministros del Interior de la Unión Europea a las once de esta mañana para "debatir las distintas posturas con una finalidad concreta que es garantizar la salud de los ciudadanos europeos". "Por supuesto que es una posibilidad real para luchar contra la expansión del virus pues se trata de que podamos bloquearla y garantizar la salud de todos".

Por otro lado, la frontera terrestre del Tarajal que separa Ceuta de Marruecos así como la de Melilla han vuelto a abrir al tráfico de personas esta mañana para permitir únicamente el paso de los españoles que están en el territorio marroquí.

Historia del Espacio Schengen

El Tratado de Schengen es un acuerdo por el cual varios países de Europa suprimieron los controles en las fronteras interiores. Fue firmado en 1985 por cinco gobiernos europeos: Luxemburgo, Holanda, Alemania, Francia y Bélgica.

Venticinco años después el acuerdo se ha extendido a veintiseis países: Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca (país que comenzó a realizar controles esporádicos de forma permanente en sus fronteras con Alemania y Suecia el 5 de julio de 2011) , Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Suecia y Suiza. Este último país aprobó en referéndum el 9 de febrero de 2014 limitar la entrada de trabajadores de la Unión Europea (UE) y fijar cuotas anuales.

Todos los países que forman Schengen son miembros de la UE excepto Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein (así como de facto los microestados de Mónaco y el Vaticano).

Además Chipre, Bulgaria y Rumanía participan parcialmente de Schengen pero aún no son miembros de pleno derecho.

El acto fundacional tuvo lugar el 14 de junio de 1985, cuando los gobiernos de Luxemburgo, Holanda, Alemania, Francia y Bélgica firmaron un acuerdo en la ciudad luxemburguesa de Schengen con el objetivo de suprimir en el futuro las fronteras interiores y permitir la libre circulación de personas y mercancías en los países signatarios.

Estos países suscribieron el 19 de junio de 1990 en el mismo lugar un segundo acuerdo con estipulaciones prácticas para la aplicación de la libre circulación y abierto a la adhesión de otros Estados.

Italia se sumó al convenio el 27 de noviembre de 1990 y el 25 de junio de 1991 lo hizo España, que firmó el acuerdo en Bonn a la vez que Portugal. Grecia también se unió al tratado en noviembre de 1992.

La entrada en vigor del tratado de Schengen en siete países, el 26 de marzo de 1995, supuso el inicio de la supresión de las fronteras internas terrestres y aeroportuarias entre España, Portugal, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Alemania, y a la vez el aumento de los controles en las fronteras de estos países con el exterior.

Cuando el 1 de junio de 1995 concluyó la eliminación de controles en las fronteras terrestres, España sólo los mantuvo en los pasos fronterizos con Andorra, Marruecos (Ceuta y Melilla) y Gibraltar.

Austria se adhirió al tratado en abril de 1995 y Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega e Islandia lo hicieron en diciembre de 1996 (los dos últimos, que no son miembros de la UE, a través de sendos acuerdos de asociación).

El 1 de diciembre de 1997 el acuerdo entró en vigor en Austria y en abril del año siguiente fue Italia quien culminó la aplicación del convenio de Schengen con la eliminación de sus fronteras con Francia y Austria.

En los países nórdicos el tratado entró en vigor el 25 de marzo de 2001 entró en vigor el tratado en los países nórdicos (Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega y Finlandia) y también en ese mes, Grecia suprimió el control de pasaportes en aeropuertos para ocho de los países miembros del acuerdo (todos excepto Austria y los países nórdicos).

Aunque Grecia había suscrito el tratado en 1992, su aplicación no fue ratificada por todos los países firmantes debido a las dudas que suscitaba la capacidad de la administración griega para controlar sus fronteras.

El 21 de diciembre de 2007 Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Malta eliminaron los controles en las fronteras terrestres y marítimas. Las fronteras aéreas se suprimieron el 30 de marzo de 2008.

El último país hasta el momento en entrar a formar parte oficialmente del espacio de Schengen ha sido Suiza, que lo hizo el 12 de diciembre de 2008.

Dos países miembros de la UE, el Reino Unido e Irlanda, permanecen al margen del convenio para la supresión de las fronteras por temor a la inmigración ilegal y a la criminalidad internacional.

La aplicación de un sistema de información que interconecte las bases de datos de los estados y que facilite la cooperación en materia judicial y de control de fronteras ha sido hasta el momento las razones por las que Bulgaria y Rumanía no han pasado todavía el examen de acceso a la zona de Schengen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios