www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Torra, indignado por la llegada del Ejército a Cataluña

viernes 20 de marzo de 2020, 10:56h

Quim Torra y los dirigentes independentistas están indignados por la pérdida de competencias de la Generalidad por el Estado de Alarma. El president ha aprovechado una entrevista en la BBC para criticar las medidas del Gobierno de España contra la enfermedad. Además, este viernes se conocía que también ha enviado cartas a líderes europeos con más críticas a la gestión del Ejecutivo.

Inmediatamente, ha recibido respuesta del Gobierno. La ministra de Defensa ha criticado con dureza la actitud del presidente de la Generalidad. “Lo peor de todo- ha dicho Margarita Robles- es que Torra no está pensando en los ciudadanos, sino en un interés propio”. En efecto, los separatistas rechazan la presencia de las Fuerzas Armadas en Cataluña para ayudar en la lucha contra el coronavirus. No así los ciudadanos a los que les tranquiliza el trabajo de los militares que han ampliado este jueves a Cataluña la Operación Balmis de lucha contra la pandemia. Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han llegado al aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona), para realizar tareas de desinfección.

La Operación Balmis, que coordina las actuaciones de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la pandemia, se extiende ya a las 17 Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla. A Cataluña han llegado 85 militares y 28 vehículos ligeros del Batallón de Emergencias de Zaragoza para desinfectar el puerto de Barcelona y el aeropuerto de El Prat, dos instalaciones estratégicas dependientes de la Administración Central. La UME tenía también previsto intervenir en la Delegación del Gobierno en Pamplona (Navarra). En el País Vasco, hasta ahora, su tarea se ha limitado a reconocer y preparar la base de Araca (Vitoria), por si finalmente se decide instalar allí un hospital de campaña.

La tragedia del coronavirus que azota España puede ser una oportunidad para que todos los ciudadanos, incluidos vascos y catalanes, reconozcan la labor de las Fuerzas Armadas. Una oportunidad también para reforzar la unidad de nuestra nación, amenazada por los dirigentes secesionistas. Al Gobierno no le debe temblar el pulso y mantener el despliegue de las Fuerzas Armadas allá donde sea necesario. Por una vez, Pedro Sánchez debe centrarse en la colosal batalla contra la pandemia. Debe rechazar las amenazas de Torra y Rufián, aunque ello pueda suponer poner en riesgo el imprescindible apoyo de ERC en el Congreso de los Diputados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

1 comentarios