www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

El caos en Nueva York muta a las canchas del US Open y a Central Park en hospitales

El caos en Nueva York muta a las canchas del US Open y a Central Park en hospitales
Ampliar
martes 31 de marzo de 2020, 22:51h
La ausencia de medidas estrictas contra la pandemia ha colapsado a los centros clínicos.

Cuando Donald Trump susurró la posibilidad de imponer la cuarentena en "Nueva York, Nueva Jersey y puede que uno o dos lugares más, algunas partes de Connecticut", el gobernador neoyorquino entró en cólera. A pesar de que el territorio que gestiona se hubiera convertido en el claro epicentro de la propagación del coronavirus en Estados Unidos, no dudo en atacar al presidente por pensar en aplicar una medida que ha sido certificada como adecuada por la Organización Mundial de la Salud, China, India o Europa.

Andrew Cuomo, que ha ganado un protagonismo sensacional con el paso de los días y la multiplicación de la cifra de contagiados y muertos en el Estado de Nueva York (se acumulan ya 76.000 infectados y 1.500 decesos en su jurisdicción), saltó a la palestra con la contundencia del que prepondera la ideología sobre la realidad de las cosas y sobre las conclusiones científicas.

"Ni siquiera sé lo que eso significa (cuarentena). No sé cómo se podría aplicar legalmente. Desde un punto de vista médico, no sé qué lograrías", proclamó en principio. "Sin tan siquiera entender lo que es, puedo decirle que no me gusta cómo suena", añadiría el mismo día en el que desde la Casa Blanca se proponía cerrar al Estado que acoge a la urbe de la economía estadounidense por excelencia.

Al enterarse de las intenciones de Trump, Cuomo culminó alzando el tono de sus reflexiones contra el confinamiento. "Sería un caos y un tumulto", le dijo a la CNN, en una entrevista en la que el político demócrata subrayó que "como gobernador, yo no voy a cerrar mis fronteras". "Una medida así decretada desde Washington sería una declaración de guerra a los Estados y no creo que Trump quiera eso. Va totalmente en contra de todo lo que ha estado diciendo. No creo que sea posible. No creo que sea legal", sentenció.

Pues bien, pasaron los días desde este sábado y Chris Cuomo, presentador de CNN y hermano del gobernador, tiene coronavirus. Y los expertos, viendo la trayectoria exponencial del crecimiento de las muertes y de los contagios en Nueva York, se temen lo peor. Hay analistas que comparan ya las consecuencias de las políticas de este gobernador con las de Boris Johnson, el primer ministros de Reino Unido, también contagiado, que podría ser objeto de un proceso legal por su inacción inicial en orden de prevenir y contener la amenaza del virus de Wuhan en su país.

El caso es que el caos en los servicios sanitarios en Nueva York es ya de tal tamaño que las canchas que acogen al Abierto de Tenis de Estados Unidos serán transformadas en hospitales de campaña desde la próxima semana. La idea, según ha expresado el alcalde, Bill de Blasio, es que ese espacio deportivo desahogue el colapso con el que conviven los sanitarios que trabajan en el cercano hospital de Elmhurst. Quizá el centro más golpeado por la pandemia y las decisiones de su gobernador en la Gran Manzana.

Asimismo, el centro de tenis 'Billie Jean King' acogerá unas 350 camas que apoyen al Elmhurst, un centro hospitalario que está situado en el afamado barrio de Queens, el "epicentro del epicentro" de la crisis del coronavirus, en palabras del alcalde de la ciudad. La montonera de calles con conforman ese barrio están densamente pobladas -se calcula que allí viven más de dos millones de personas-, con lo que la dimensión de problema es inimaginable si no se toman las medidas adecuadas.

Sólo este martes la ciudad de Nueva York registró un incremento de casi 5.700 contagios, llegando a sumar casi la mitad de los detectados en todo el Estado (la urbe llega a los 43.000 casos, por los 76.000 del global del territorio estatal). Las 20.000 camas de hospital de las que disponía la Gran Manzana se han quedado, obviamente, en nada cuando se detonó el grueso de la crisis. Según el alcalde, en estos momentos se necesita "el triple" de camas. Por ello, no le ha quedado más remedio a Cuomo que ayudar al apurado gestor de la ciudad más relevante del país a montar hospitales de campaña por doquier.

Incluso Central Park o el centro de convenciones Javits están siendo rellenados con camas que llegan desde extremos tan variados como el buque hospital Comfort de las Fuerzas Armadas, atracado en Manhattan. El alcalde no para, en estos días, de agradecer los esfuerzos al personal del hospital Elmhurst. "Se ha llevado la peor parte y su personal, los médicos y enfermeras y todos los que trabajan allí, están haciendo un trabajo increíble, pero queremos darles tanto alivio como sea posible", ha sintetizado este martes.

Cuomo ha tomado la palabra para referirse a la situación del mencionado hospital público así: "Es un hospital público en un lugar de alta densidad, se ha sobrecargado y se ve la presión en el personal, la emoción, el estrés. No puede ocurrir esto". Su empeñó, ha remarcado, está enfocado en coordinar los centros sanitarios privados y públicos. Y Trump, su rival en una incomprensible batalla política -fuera de contexto por completo-, ha confesado sus emociones ante el paisaje que ve por televisión.

"He estado viéndolo en televisión dos semanas. Las bolsas con cuerpos, en los pasillos. Los camiones refrigerados porque no pueden hacerse cargo de los cuerpos, ya que hay demasiados. Es en mi comunidad, Queens, Nueva York. Son cosas que nunca había visto", ha expuesto el presidente de los Estados Unidos, tan poco dado a expresiones sentimentales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.