www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MMA

UFC. Khabib pelea para que el Covid-19 no trunque su año ante las burlas de McGregor

UFC. Khabib pelea para que el Covid-19 no trunque su año ante las burlas de McGregor
(Foto: Instagram: @khabib_nurmagomedov)
domingo 05 de abril de 2020, 01:06h
El número uno del peso ligero se ha bajado de su pelea contra Ferguson en abril, pero no quiere tirar un año a la basura.

La empresa más potente de las artes marciales mixtas profesionales (MMA, por sus siglas en inglés) del planeta, presidida por Dana White, tenía programada para este 19 de abril una de las citas capitales. El UFC 249 que iba a mediar, tras un puñado de intentos fallidos a lo largo de los años, a Khabib Nurmagomedov y Tony Ferguson, los claros dominadores del peso ligero en este lustro. En una rivalidad cuya explosión sólo ha podido ser aplazada por la irrupción de Conor McGregor. Ese evento protagonizaba una de las cimas más altas del negocio sobre el que está montada la compañía.

Pero el advenimiento del coronavirus ha provocado un terremoto, pues la pelea estaba prevista para esa fecha y estaba encuadrada en el Barclays Center, en Brooklyn, Nueva York. En el epicentro de la expansión del virus de Wuhan en Estados Unidos. Un una urbe que ha convertido a Central Park y a uno de sus emblemáticos centros de convenciones en hospitales de campaña ante el colapso de los servicios sanitarios. El país ya cuenta con 305.820 contagiados y 8.291 muertos por la pandemia global. De esas cifras, casi dos mil fallecidos y 63.306 infectados pertenecen a territorio neoyorquino.

A pesar de todo, y de que el gobernador ha prohibido los eventos deportivos masivos, White sigue empeñado en que no se le caiga la máquina de hacer dinero y está buscando nuevas sedes para la cita. Mas, ya ha constatado que la realidad puede más que su voluntad de seguir adelante. El pasado 1 de abril Khabib se bajó del circo al no poder salir de Rusia por orden del Ejecutivo encabezado por Vladimir Putin. Lo anunció de este modo:

"Me estoy quedando en casa en cuarentena y leo la reacción de la gente sobre la situación de mi pelea. Se trata de que todo el mundo debería estar en cuarentena. Los Gobiernos de todos los país y gente famosa de todo el planeta están pidiendo a la gente que siga las instrucciones de seguridad para limitar la expansión de la pandemia, para salvar vidas, y Khabib es el único liberado de toda obligación para ser feliz y volar a la otra punta del mundo para llevar a cabo la pelea. ¿Eso es lo que estáis diciendo? Entiendo todo, pero estoy más decepcionado que vosotros por cancelar la pelea. Tenía muchos planes después de la pelea, pero no puedo controlar todo".

Añadió, por medio de las redes sociales, que "los países más grandes y las empresas más importantes de nuestro tiempo están en shock por lo que está sucediendo. Cada día la situación cambia de manera impredecible. Pero Khabib todavía tiene que pelear, ¿es lo que estáis diciendo?". "Cuidaros de vosotros mismos y poneros en mis zapatos", sentenció. Detonando una bomba para la UFC que no es más que la aplicación del sentido común más riguroso posible en estos momentos. Le pese a aficionados, luchadores o a los empresarios que alimentan las MMA.

Dana White reaccionó a esta punzada a su organigrama al día siguiente. Se limitó, según se ha sabido, ha mandar el siguiente mensaje al periodista de Yahoo Kevin Iole: "Todo el mundo sabía que (Khabib) no iba a pelear". Y nada más. Públicamente no quiere dar pasos, aunque su margen de maniobra para mantener el interés de esa pelea con Ferguson disponible es corto. Tanto como para localizar un lugar en el que le permitan celebrar ese polémico UFC 249 en contra de todas las indicaciones de las instituciones sanitarias. Incluso Bruce Buffer, el anunciador icónico de las peleas, ha exigido que si se hace la cita él sólo comparecerá si le aseguran que todas las medidas de protección están tomadas.

De momento, del dueño de la UFC sólo se sabe lo que charló Mike Tyson en el podcast del afamado boxeador. "Todos los días trabajo en esto. Y cada vez que planeamos algo, se desmorona: tengo que volver a hacerlo y volver a hacerlo", se quejó, antes de confesar que tenía cerrado al "99,9% la ubicación del show" y que estaba "preparando el mayor show de la historia". "Tengo cuatro o cinco ubicaciones en este momento y estamos negociando. Después hay que averiguar quién puede pelear, quién no, qué podemos hacer y sobre eso construiremos la cartelera", manifestó. En aquel momento todavía defendía la posibilidad de "lograr Khabib vs Ferguson el 18 de abril y recuperar la normalidad en este país".

Joe Rogan, el comentarista estelar, desveló que White "está hablando de pelear el 18 de abril. No sé cómo van a hacer eso. No sé si podrán hacerlo en Estados Unidos. Están hablando de hacerlo en un lugar con menos de 10 personas". Y Dana, pese a todo, está buscando un sustituto para Nurmagomedov, porque sigue metido en el convencimiento de la realización del evento. Ya ha sonado Justin Gaethje como rival para 'El Cucuy'. Y, cómo no, la rumorología ha apuntado hacia Conor Mcgregor. Y el irlandés no ha esquivado la oportunidad.

'The Notorious' tuvo un regreso de la jubilación espectacular, arrasando en el inicio e 2020 a Donald Cerrone. Ha vuelto para recuperar su trono, ni más ni menos. Por ello no tardó en burlarse de la decisión de guardar la cuarentena tomada por Khabib. "Lo importante aquí es que tanto Tony como Khabib estaban en un juego de gallinas mientras se acercaba el momento de sonar la campaña. Con Khabib acobardándose primero. Poniendo las cancelaciones 3-2 en favor de Tony. Khabib se escapó fuera de Estados Unidos a su casa en medio de la crisis. Algo muy riesgoso. Felicidades, Tony", escribió en su cuenta de Twitter.

Y añadió esto: "¡Estoy en forma para pelear ahora mismo! Al principio de esto, me dije: 'Estoy feliz, no tengo una pelea programada'. Si la hubiera tenido, hubiese consumido toda la información incorrecta para poder tener mi lugar en la contienda y hubiera seguido ese camino, competir. Y ganar". Pero sus opciones parecen ser muy lejanas. Y Ferguson sólo ha dirigido sus malas vibraciones hacia el daguestaní, al que ha llamado cobarde y ante el que ha solicitado a la UFC que le retire el cinturón de campeón.

Como vuelta de tuerca final, Khabib ha asomado de vuelta para reclamar su sitio. Con el fin de hacer hincapié en que no quiere tirar un año a la basura. Lo ha hecho ante los micrófonos de la ESPN. "Junio y julio, dos meses, luego en agosto puedo pelear. Escuché que la UFC quiere hacer el evento en San Francisco. Si no peleamos ahora, antes del Ramadán (del 23 de abril al 23 de mayo), se supone que debemos pelear, pero ¿dónde? Esa es la pregunta", expuso. "No le diré a la prensa ningún detalle sobre la pelea", indicó Dana hace días. Y así es. De momento. A 14 días de la presunta celebración del UFC 249.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios