www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

La Vuelta: "Todo por el Tour y todos con el Tour, pero no el Tour contra todos"

La Vuelta: 'Todo por el Tour y todos con el Tour, pero no el Tour contra todos'
Ampliar
jueves 23 de abril de 2020, 18:15h
El director de la ronda española defiende la celebración de la carrera en 2020.

La incertidumbre que acosa al ciclismo no cesa. El miedo a las consecuencias económicas del impacto del coronavirus ha corrido en paralelo a la expansión de la crisis sanitaria desatada en todo el planeta. Hasta el punto de llegar a poner en tela de juicio la propia supervivencia del deporte tal y como se ha conocido. Desde su esfera profesional elitista hasta las categorías de menos nivel.

Ciclistas, directores de equipo, mitos ya retirados y organizadores de carreras han efectuado análisis y diagnósticos parecidos a lo largo del confinamiento. Todos tienen a una misma conclusión: el ciclismo vive de los patrocinios y de los ingresos generados por la publicidad y la disputa de las carreras. Pero, sobre todo, sobrevive gracias al principal atractivo anual. Ese evento es el Tour de Francia. Ese es el foco que puede asegurar la continuidad de la trayectoria deportiva de un corredor o de un equipo. En sus tres semanas de competición.

Pero, claro, el aplazamiento de la Grande Boucle ha generado un gran problema para las otras dos carreras por etapas prestigiosas. El Giro de Italia -que debía estar a punto de comenzar- y La Vuelta a España están sollozando por lo comprimido del calendario ciclista que va a quedar. Siempre y cuando las condiciones sanitarias y las pautas gubernamentales permitan que se pueda correr en 2020.

Testimonio de esta batalla son las palabras expresadas este jueves por el director de La Vuelta. Javier Guillén compareció en un encuentro organizado por un medio de comunicación deportivo para ofrecer su punto de vista ante la situación y en torno a las dificultades que implica que el Tour se haya movido hasta el 29 de agosto (se alargaría hasta el 20 de septiembre, coincidiendo con el tradicional lapso en que se desarrolla la ronda española).

"Un año en blanco sería catastrófico para el ciclismo", avanzó, antes de señalar que necesitan "salvarlo de la forma que sea". "Ahora trabajamos con diferentes escenarios, hay muchas hipótesis y hay que entender que algunos de los grandes no podrán estar. El escenario es muy complicado para todos, es un año de sobrevivir", admitió el dirigente.

Y compartió su queja capital: "No tiene sentido que el Tour y La Vuelta coincidan". "Todo por el Tour, todos con el Tour, pero no el Tour contra todos. No se puede desmerecer el evento internacional que es la Vuelta, que cada año llega a más de 400 millones de espectadores. A lo que tenemos que aspirar es a mantener al Tour donde está, hacerlo más fuerte y el resto tener un nivel suficiente para acercarnos a él", reivindicó.

Guillén, asimismo, puso en valor que la carrera que administra es el "segundo evento deportivo de España, tras el fútbol". Y se pronunció sobre la posibilidad de competir sin la presencia de los aficionados. "Lo deseable sería hacerla con público, pero estamos sujetos a la norma sanitaria", reflexionó un mandatario que ha tenido que trabajar duro para conseguir colocar a la carrera española en un peldaño muy alto. Atrayendo la atención de algunas de las grandes estrellas del pelotón internacional año tras año.

Por último, el director arguyó lo siguiente: "Lo que no va a haber es una situación de forzar todo lo que se pueda para que pueda pasar algo. Lo que sí hay es una línea muy fina entre hacerla con público y hacerla sin gente. En este caso no hay que hablar tanto de público, sino de ambiente en un momento excepcional de asistir de manera presencial a una competición, porque lo que da de comer al ciclismo es la audiencia y audiencia va a tener". Todavía le queda mucho trabajo para ver con sus ojos que La Vuelta 2020 es una realidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios