www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Bolsonaro ordena a su tercer ministro de Salud en meses ocultar los muertos por Covid-19

Bolsonaro ordena a su tercer ministro de Salud en meses ocultar los muertos por Covid-19
Ampliar
martes 09 de junio de 2020, 21:34h
Con casi 38.000 fallecidos, a un ritmo de 1.000 diarios, el dirigente ha decidido dejar de ofrecer esa cifra a la ciudadanía.

A Jair Bolsonaro le han dimitido dos ministros de Salud durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. La nula atención del presidente brasileño a las recomendaciones de la comunidad médica y científica para controlar la expansión del virus acabó con la paciencia de ambos dirigentes con celeridad. En la actualidad tiene un ministro interino y casi 38.000 fallecidos por el Covid-19.

Su país es el segundo más golpeado en el planeta por la pandemia, sólo por detrás de los Estados Unidos. Las cifras oficiales cuentan en más de 707.000 los contagios y en 37.100 los muertos. Pero hay un monto que no ha podido digerir bien el mandatario conservador: el ritmo diario de fallecidos no bajaba de los mil. Un dato que estaba torpedeando su credibilidad relativa al uso de medicamentos no aconsejados por la Organización Mundial de la Salud y su negativa al confinamiento.

Para maquillar el desastre, Bolsonaro ha ordenado a su ministro que esconda la cifra de fallecidos por coronavirus. Ese número diario ya no se ofrece a la población desde el pasado fin de semana. El negacionismo oficial estaba haciendo aguas y hace días que se aplicó el polémico cambio definitivo en la manera de informar sobre los casos y muertes. Los boletines pasaron a informar los casos y muertos en 24 horas, pero excluyeron a los fallecidos anteriores confirmados el mismo día.

Ese maquillaje no ha pasado desapercibido y el presidente ha tenido que tratar de salir al paso. Lo ha hecho proclamando, durante una reunión con sus ministros que ha sido transmitida en directo, lo siguiente: "Nuestro Gobierno es el de la transparencia, no tenemos miedo de la verdad". El titular de Salud, el interino Eduardo Pazuello -que además es un general-, tomó la palabra para atender a la polvareda.

Buscó la forma de aplicar el argumentario para afrontar la ausencia de datos consolidados, tanto en esa charla como una comisión parlamentaria. Aseguró que el objetivo gubernamental en el cambio de la metodología y el ocultar el número de muertos reside en contabilizar según la fecha real del deceso y no por el día de confirmación de Covid-19, como se venía haciendo. Eso sí, reconoció que se ha llevado a cabo un cambio en la fórmula del recuento de casos.

Auguró el militar convertido en ministro de Sanidad tras las salida de otros dos cargos de ese departamento en dos meses que se obtendrá el "dato real" de fallecidos. Defendió que con la medida aplicada se quiere evitar que se sumen las muertes de un día a las ocurridas anteriormente. Y, claro, le cayeron críticas de la oposición con contundencia, ante lo que justificó que el nuevo modelo será "más efectivo para los gestores" sanitarios. Repitió que el cambio se hace "en favor de la mayor transparencia posible".

El problema es que ni Pazuello ni Bolsonaro han comentado en sus discursos la decisión judicial que les obliga a divulgar los datos del mismo modo en que se ha venido haciendo antes de la modificación. El juez Alexandre de Moraes, miembro de la Corte Suprema, había dictado que el Gobierno está obligado a volver a compartir los datos diarios con la ciudadanía de manera consolidada. Esta medida judicial fue tenida en cuenta tras la petición de tres partidos de oposición.

Asimismo, el magistrado incluyó en su orden cautelar que la "publicidad" es "imprescindible dentro de la administración pública", desde el punto de vista constitucional y también por la "gravedad de la emergencia" sanitaria. Horas antes, el presidente del Supremo, José Antonio Dias Toffoli, se había sumado al malestar por el nuevo formato de datos. "El Gobierno no puede tener más actitudes dudosas" que "impresionan y asustan a la sociedad brasileña" y a "la comunidad internacional", censuró Dias Toffoli, quien concluyó que el Ejecutivo debe actuar con "paz, prudencia y unión en el combate a la Covid-19".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios